Google cerrará su servicio de mensajería Hangouts en octubre: estas son sus alternativas

El gigante de internet desglosará las herramientas de chat en dos servicios en una muestra más de falta de acierto en este ámbito liderado por Facebook y WhatsApp en el entorno doméstico y Microsoft y Slack en el laboral

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Estaba previsto su definitivo cierre para 2020, pero Google adelantará la capitulación de Hangouts, su servicio de mensajería, para meses antes. El gigante de internet empezará su desmantelamiento a partir de octubre de este mismo año.

Así lo ha confirmado en un comunicado la compañía estadounidense, en donde se adelanta que el servicio se desglosará en dos nuevas plataformas, Hangouts Chat y Meet, centradas en la comunicación de equipos, después de cerrarse para los usuarios de G Suite, el paquete de pago de productos online, pero poco a poco se extenderá a todos los usuarios.

Los primeros cambios se podrán apreciar desde el próximo 16 de abril, pero a partir de octubre se dejará de tener acceso al servicio clásico, aunque serán redireccionados a la nueva versión. «Esperaremos que los consumidores pasen a Chat y Meet que son gratis», aseguran fuentes de la compañía. Por ahora no han trascendido las funciones y características de los nuevos servicios destinados a las comunicaciones digitales. En Chat se integrarán las funciones de mensajería entre cuentas de Google, mientras que Meet recogerá las de videollamadas.

Este anuncio constata, sin embargo, que la compañía, líder en muchos ámbitos como las búsquedas en internet y los sistemas operativos móviles, nunca ha tenido éxito en el entorno de las aplicaciones y servicios de chat. Allo, una «app» que en 2016 se anunció entre bombo y platillo, está también a punto de cerrar por no haber generado el interés necesario entre sus potenciales clientes.

Aunque no es la referencia del sector, Hangouts se emplea en muchas empresas, pero otros servicios más completos como Slack, que ofrecen sistemas de organizació de departamentos y sincronización con multitud de servicios, se ha labrado un hueco.

También Microsoft, con servicios como Yammer y Teams, ha amasado un interés creciente en digitalizar las comunicaciones en los departamentos de las empresas, permitiendo, entre otras cosas, comunicarse de manera individual o grupal o preparar acciones y proyectos. WhatsApp, por su parte, ha coqueteado en los últimos meses con el entorno laboral con el lanzamiento de su versión para empresas, Business, aunque más diseñado para establecer relaciones entre el cliente y la marca comercial.