Mark Zuckerberg, CEO de Facebook
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook - REUTERS/Leah Millis

Facebook reconoce que no puede garantizar la ausencia de bulos en su plataforma de cara a las elecciones

La red social identificará los anuncios políticos en Europa a partir de abril

MADRIDActualizado:

Después de lo ocurrido tanto en las últimaselecciones en Estados Unidos como el Brexit, con la manipulación del electorado utilizando las redes sociales, Facebook se encuentra en el punto de mira con las vistas puestas en las elecciones europeas, y, por supuesto también, en las próximas elecciones generales, municipales y autonómicas en España. La publicidad política y las noticias con datos falsos han sido una de las principales armas de los partidos políticos para manipular los resultados de las elecciones en estos últimos años.

Tessa Lyons-Laing, Product Manager de Facebook, dirige el equipo de lucha contra la desinformación en Facebook y se encuentra de gira en Europa hablando sobre las medidas que la plataforma social planea poner en marcha de cara a las elecciones europeas. Estas soluciones ya se han aplicado en las elecciones de Brasil y Estados Unidos, por lo que la compañía ha aprendido a controlar, en parte, la desinformación.

«Hay mucha tensión entre privacidad, libertad de expresión y la protección del usuario ante las noticias falsas. Es muy complicado encontrar el equilibrio», ha asegurado la responsable en un encuentro con un grupo reducido de medios al que ha acudido ABC. «Por eso somos muy transparentes en las conversaciones que estamos teniendo con diferentes instituciones», ha señalado Lyons-Laing. El objetivo -ha dicho- es «encontrar la mejor solución posible».

Facebook, de momento, es capaz de reducir la difusión de las noticias falsas en un 80%, pero no ha conseguido eliminarlas del todo.

Próximas medidas

De momento, la compañía que dirige Mark Zuckerberg ha tomado tres tipos de medidas para limpiar la plataforma de contenido inadecuado. Dichas medidas ya se han puesto en marcha únicamente en Brasil y EE.UU. Ahora, toca implantarlas en Europa.

La primera consiste en eliminar directamente todo contenido que promocione la violencia o el odio. De hecho, en los tres últimos meses, Facebook ha eliminado 754 millones de cuentas falsas. En este sentido, cabe recordar que el vídeo original de la masacre de Nueva Zelanda se vio en Facebook unas 4.000 veces antes de bloquearse.

La segunda medida tiene que ver con la puntuación de relevancia. Facebook penalizará todo contenido detectado por su Inteligencia Artificial (IA) como sospechoso de contener datos falsos. De esta manera, este no desaparecerá, pero sí permanecerá «perdido», frenando así su difusión.

La tercera solución es proveer al usuario de más información sobre el contenido que va a consumir o compartir, como el contexto con noticias relacionadas o información de la cuenta que primero publicó ese contenido, extrayendo información de la Wikipedia. Además, si el contenido es sospechoso, se notificará al usuario que pretenda compartirlo previamente.

Además de la IA, que hace una primera detección de noticias falsas, Facebook llegó a un acuerdo recientemente en España con AFP, Newtral y Maldita.es, certificados por la Red Internacional de Verificación de Datos, para verificar los datos de los mensajes que se generen de los partidos políticos de cara a las elecciones.

Control sobre los anuncios publicitarios

Las noticias falsas no se borrarán pero su puntuación de relevancia bajará considerablemente, hasta el punto de desaparecer. También, la página o el medio responsable de difundir la noticia será penalizada, desapareciendo su contenido de las cuentas de sus seguidores. Uno de los grandes avances presentados este año es que una vez detectado el dato falso, Facebook es capaz de identificarlo aunque éste cambie de contexto. Es decir, si ese dato falso se encontró en una noticia, es capaz de reconocerlo aunque luego dicho contenido erróneo se presente en un video.

En cuanto a la publicidad, Facebook ha puesto en marcha varias barreras para evitar el fraude en estas elecciones. La primera es que todas las cuentas que quieran hacer publicidad sobre temas políticos tendrán que estar autentificadas, es decir, registradas con un documento oficial como el DNI o el pasaporte. La segunda es que se tienen que encontrar en el mismo país donde van a mostrar la publicidad. Además, toda la publicidad con tintes políticos mostrará al usuario el público al que está dirigida, cuánto se ha gastando, cuánta gente la ha visto y quién la está pagando. Esta información quedará almacenada en el archivo de anuncios de Facebook durante siete años.

Todas estas medidas que prometen reducir considerablemente el número de noticias falsas de nuestras cuentas de Facebook e Instagram, probablemente se activen para Europa en las próximas semanas, con el objetivo de prepararnos para las elecciones Europeas.