Disney y Nestlé retiran su publicidad de Youtube por mostrar sus anuncios en vídeos vinculados a contenidos pedófilos

Una investigación acusa a la popular plataforma de vídeos de permitir que los comentarios se utilicen para identificar determinado contenidos relacionado con menores

Actualizado:

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Pero a Youtube, que no es un humano, también le sucede. Si hace casi dos años varios gigantes publicitarios decidieron dejar de invertir en la plataforma por emitir anuncios en vídeos de contenido racista y antisemita, esta vez son otras grandes marcas las que deciden retirarse tras emitir anuncios en vídeos relacionados con pedofilia.

Nestlé y Disney han decidido retirar sus gastos de publicidad en Youtube tras varias denuncias sobre el supuesto cobijo que el canal ofrece a pedófilos. Fue Matt Watson, un bloguero, quien publicó el pasado domingo un vídeo en el que detalla cómo los comentarios en la plataforma se utilizan para identificar determinados vídeos. Generalmente, aquellos protagonizados por niñas cuya actividad se podría interpretar como «sugerente» a pesar de que solo posen o hagan gimnasia. Watson demostró cómo los algoritmos de YouTube van recomendando vídeos similares.

A la denuncia de Watson, se sumó también la de « Wired», que denunciaba cómo en Youtube se esconde «una red de pedófilos» en los que los anuncios de grandes marcas aparecen en vídeos cuyo contenido es «perturbador».

Según « Bloomberg», Nestlé en EE.UU. ha pausado la publicidad en YouTube mientras que la compañía Walt Disney ha retirado también sus gastos. La empresa de videojuegos Epic Games Inc. y elgigante alemán de alimentos, Dr. Oetker, también han reconocido haber «pospuesto el gasto de YouTube después de que sus anuncios aparecieran en los videos».

«Cualquier contenido, hasta los comentarios, que ponga en peligro a los menores es abominable y tenemos políticas claras que lo prohiben en YouTube. Tomamos medidas inmediatas al eliminar cuentas y canales, informar sobre actividades ilegales a las autoridades y deshabilitar los comentarios infractores», ha declarado un portavoz de YouTube a «Bloomberg».

La inversión total de publicidad en los vídeos mencionados fue de menos de 8.000 dólares en los últimos 60 días, y YouTube tiene contemplado emitir reembolsos, según el portavoz.