Los demócratas estadounidenses piden al FBI que investigue la app FaceApp

El senador Chuck Schumer plantea dudas de la seguridad de la «app» de moda que se ha hecho viral por su filtro de edad y sobre sus posibles vínculos rusos

MADRIDActualizado:

Aplicación de moda en redes sociales, aplicación dudosa. Días después de que FaceApp, una aplicación de retoque digital de fotografías, se hiciera popular entre los usuarios, los legisladores estadounidenses han levantado la mano para solicitar información de la empresa detrás de su desarrollo. El senador del Partido Demócrata de Estados Unidos, Chuck Schumer, ha solicitado al FBI y a la Comisión Federal de Comercio (FTC) que inicien una investigación sobre la «app» por motivos de seguridad y privacidad.

«La aplicación de inteligencia artificial de FaceApp para editar fotos requiere que los usuarios proporcionen acceso total e irrevocable a sus fotos y datos personales, lo que podría plantear un problema de seguridad nacional y riesgos de privacidad para millones de ciudadanos de los EE.UU.», asegura Schumer en una carta enviada al director del FBI, Christopher Wray y al presidente de la FTC, Joe Simons.

«La ubicación de FaceApp en Rusia plantea preguntas sobre cómo y cuándo la compañía proporciona acceso a los datos de los ciudadanos estadounidenses a terceros, incluso a gobiernos potencialmente extranjeros», argumenta Schumer. «No está claro cómo la aplicación de inteligencia artificial retiene los datos de los usuarios o cómo se puede garantizar la eliminación de sus datos después de su uso», escribe el senador.

Tras la polémica generada, FaceApp ha negado en un comunicado enviado a varios medios especializados que venda o comparta datos personales de usuarios con terceros, aunque en los términos de uso recogidos en la página web de la compañía asegura que almacena el contenido y se reserva el derecho a usar los datos para fines comerciales con los que considera «socios», un plantel de empresas que no se especifica.

La compañía insiste en que borra las fotografías de sus servidores pasadas las 48 horas. «El 99% de los usuarios no inicia sesión; por lo tanto, no tenemos acceso a ningún dato que pueda identificar a una persona», asegura la compañía en declaraciones al medio especializado «TechCrunch». Si bien el equipo de desarrollo de la compañía se encuentra ubicado en Rusia, los datos del usuario no se transfieren a Rusia, según defiende Wireless Lab, empresa desarrolladora de FaceApp, que en la actualidad asegura contar con más de 80 millones de usuarios activos.