Imagen de archivo de un usuario con un iPhone XR en Londres
Imagen de archivo de un usuario con un iPhone XR en Londres - APPLE

Apple pide retirar adaptadores de corriente por riesgo de descarga eléctrica

Los dispositivos afectados fueron vendidos entre 2003 y 2010 en Reino Unido, Hong Kong y Singapur

Actualizado:

Apple pidió este jueves a sus clientes que retiren algunos adaptadores de corriente alterna de tres clavijas vendidos en los mercados del Reino Unido, Hong Kong y Singapur por el riesgo de que causen una descarga eléctricaal tocarlos.

«En algunos casos muy raros, los adaptadores afectados pueden romperse y crear un choque eléctrico si se les toca», indicó en un comunicado la empresa de Cupertino (California, EEUU), que apuntó que los dispositivos afectados fueron vendidos entre 2003 y 2010.

Esos adaptadores de corriente alterna acompañaban los ordenadores Mac y algunos aparatos con sistema operativo iOS (tabletas iPad o teléfonos iPhone), y también formaban parte del «kit» de adaptadores de Apple para el viajero internacional.

La firma tiene constancia hasta la fecha de seis incidentes en todo el mundo con este tipo de adaptadores y, aunque el programa de retirada es voluntario, desde Apple solicitaron a los clientes que dejen de usar los aparatos afectados y que se dirijan a su página web para solicitar un cambio gratuito.

Los adaptadores afectados son de color blanco, de tres clavijas (modelo británico) y no tienen letras en la parte interior (la que se conecta al adaptador principal de corriente eléctrica de Apple).

A la izquierda, los afectados; a la derecha, los adaptadores nuevos
A la izquierda, los afectados; a la derecha, los adaptadores nuevos - APPLE

La compañía que dirige Tim Cook presentará sus resultados financieros correspondientes a los primeros seis meses de su ejercicio fiscal 2019 el próximo martes, en un momento especialmente delicado en el que las ventas del iPhone se han estancado a nivel global y la empresa trata de virar su estrategia hacia los servicios.

El pasado enero, en un movimiento nada habitual (primera vez en más de 15 años), Coook envió una carta a los accionistas revisando a la baja las expectativas de ingresos para el primer trimestre del año fiscal 2019, a causa principalmente de la desaceleración económica en China.