EL coche del protagonista tras haber chocado contra la señal de Rom
EL coche del protagonista tras haber chocado contra la señal de Rom - Polizei Oberbergischer Kreis

Un británico quiere ir a Roma y termina a 1.400 kilómetros de su destino

El GPS ha vuelto a ser el culpable, enviando al hombre a Rom, en el oeste de Alemania

Actualizado:

Un residente de la ciudad inglesa de Newcastle se disponía a acudir a Roma para conocer al Papa Francisco y ahondar en sus orígenes. Para ello, decidió ir hasta la capital italiana en coche utilizando su GPS.

Cuando el sistema de navegación indicó al hombre, de 81 años, que había llegado a su destino, éste descubrió que no estaba en Roma, sino en Rom. Se había desviado 1.400 kilómetros hasta esta ciudad de nombre similar que se encuentra al oeste de Alemania, según informa el medio Presse Portal.

Pero no terminó aquí la mala suerte del anciano. Al no identificar la localidad como el destino al que se dirigía, se bajó de su Jaguar para preguntar a algún vecino. Por desgracia, el hombre olvidó poner el freno de mano, por lo que el coche se desplazó hacia atrás e impactó contra una señal, derribándola. Casualmente, el cartel indicaba el nombre de la localidad a la que el hombre había llegado –Rom–.

Aunque el octogenario, del que no ha trascendido su identidad, no resultó herido, fue trasladado a un hospital para recibir atención médica. «Al parecer el navegador tenía tres opciones: Rome, Rom y Roma. El hombre debió haber marcado la equivocada», dijo Monika Treutler, portavoz de la policía de condado de Westfalia.