Panorámica del municipio sevillano de Alanís de la Sierra
Panorámica del municipio sevillano de Alanís de la Sierra - ABC
Padrón 2018

Nueve de los diez pueblos de la Sierra Morena de Sevilla han perdido población el pasado año

La Mancomunidad de la Sierra Morena pide un «plan integral contra la despoblación» con servicios y compensaciones

ABC
SevillaActualizado:

El presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Sierra Morena de Sevilla y alcalde de Cazalla de la Sierra, Sotero Martín (PSOE), ha manifestado este jueves que dicha zona necesita «un plan integral para frenar la despoblación» que sufre desde hace unos 15 años, con «compensaciones» por parte de las administraciones, «más políticas de cohesión y más bienes y servicios públicos».

En declaraciones a Europa Press, Sotero Martín ha analizado la evolución demográfica de la comarca de la Sierra Morena de Sevilla, toda vez que el pasado verano, la Subdelegación del Gobierno detallaba que en la última década, los diez municipios sevillanos en los que más había bajado la población eran El Madroño (con un 19,55% menos de habitantes), Villanueva de San Juan (16,18% menos), San Nicolás del Puerto (12,02% menos), Guadalcanal (11,19%), Las Navas de la Concepción (10,46%), Coripe (10,24%), Almadén de la Plata (9,70%), Constantina (9,68%), El Castillo de las Guardas (9,52%) y Pruna (9,46%).

Y es que la última actualización del padrón municipal, con datos a fecha de 1 de enero de 2018 y consultado por Europa Press, refleja que respecto al recuento de 2017, nueve de los diez municipios de dicha comarca; en concreto Alanís, Almadén de la Plata, Cazalla de la Sierra, Constantina, Guadalcanal, Las Navas de la Concepción, El Pedroso, La Puebla de los Infantes y El Real de la Jara, volvieron a perder población empadronada, toda vez que en la zona sólo San Nicolás del Puerto contabilizó más vecinos, pasando de 593 a 599 personas empadronadas.

Frente a ello, Martín Sotero ha explicado que «la despoblación es un problema endémico del mundo rural en el plano de España, con especial crisis en el ámbito forestal, que en Andalucía ha estado amortiguado por políticas de cohesión territorial» a través de los recursos en educación o salud, por ejemplo.

En el caso de la comarca de Sierra Morena de Sevilla, ha precisado que a tal fenómeno se suma que se trata de «la comarca con mayor dispersión geográfica y menor densidad de población» de la provincia, toda vez que la zona está sujeta a los rigores asociados al parque natural que abarca todo este territorio, motivando por ejemplo que «ninguna autovía» atraviese la zona o exigencias adicionales en aspectos como la gestión de los residuos.

Del mismo modo, ha indicado que la producción bienes y servicios de la comarca «no es capaz de absorber a la población joven más preparada», que según Sotero Martín acaba desplazándose al área metropolitana de Sevilla, el principal entorno de crecimiento demográfico de la comarca frente al retroceso poblacional de Sevilla capital o de zonas como la Sierra Morena sevillana.

Y es que actualmente, «la explotación forestal y ganadera», uno de los principales ejes económicos de la Sierra Morena de Sevilla, «ya no es tan importante» en el escenario económico.

A tal efecto, ha puesto como ejemplo el real decreto estatal de medidas contra el despoblamiento rural, dotado con 80 millones de euros destinados a financiar proyectos de emprendimiento para jóvenes en municipios con menos de 10.000 habitantes o que hayan presentado saldo demográfico negativo en los últimos diez años, señalando que la Sierra Morena sevillana necesita «políticas específicas» como las de dicho instrumento, que ya está poniendo en marcha la Diputación y que requieren más respaldo por parte de la Junta de Andalucía y el Estado, según sus palabras.