Ni ataque de oso ni vaca desaparecida
Ni ataque de oso ni vaca desaparecida - FOP

Ni ataque de oso ni vaca desaparecida

La Fundación Oso Pardo ha compartido en Facebook su indignación ante la denuncia falsa y posterior protesta de un ganadero de Lérida

Natural
Actualizado:

La Fundación Oso Pardo (FOP) ha anunciado que un pastor y un técnico de su equipo que opera en el Pirineo en el marco del proyecto PirosLife, para consolidar el futuro del oso pardo en esa región, ha encontrado, «viva y en perfecto estado», a la vaca cuya desaparición había sido denunciada como «ataque de oso» por parte de su propietario en Pallars (Lérida) el mes pasado.

En la denuncia, según informa la organización en una nota, el ganadero atribuía al ataque de un oso los rasguños superficiales que presentaban dos de sus vacas, la rotura de las patas de un ternero y la desaparición de una tercera res.

Tanto los expertos como los agentes que examinaron a los animales descartaron que las lesiones estuvieran relacionadas con el ataque de un oso, aseguran las mismas fuentes. Y tampoco se hallaron señales de la presencia del plantígrado en el lugar de los hechos.

«A pesar de ello, el ganadero perseveró en sus argumentos y, junto a miembros de la Asociación de Ganaderos del Pallars Sobirá, el coordinador comarcal para el Alto Urgel de la Unión de Ganaderos y el presidente de AEALL-ASAJA, protagonizó ocho días después una protesta lamentable en las oficinas del Parque Natural del Alto Pirineo; exhibiendo, incluso, al ternero, que fue mantenido durante esos ocho días con las patas rotas, como la víctima de un ataque de oso», se lamenta la FOP en su perfil de Facebook.