La voracidad del oso «Goiat»: 15 ataques a ganado en el Pirineo catalán desde abril
La voracidad del oso «Goiat»: 15 ataques a ganado en el Pirineo catalán desde abril - PIROSLIFE

La voracidad del oso «Goiat»: 15 ataques a ganado en el Pirineo catalán desde abril

La Generalitat pretende capturarlo para trasladarlo a otra área, pero aún «no sabe cómo», al tratarse de una especie de «máxima protección»

Actualizado:

El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalit de Cataluña, Damià Calvet, ha anunciado recientemente a representantes del sector ganadero del Pirineo catalán la propuesta del Ejecutivo autonómico de que el oso «Goiat» sea «capturado y trasladado», tras haber perpetrado, al menos, una quincena de ataques a ganado en la zona desde abril.

Los habitantes del Pirineo catalán llevan tiempo denunciando las agresiones de «Goiat», un oso reintroducido en el Valle de Arán (Lérida), que ha protagonizado 15 ataques a cabezas de ganado desde el mes de abril, dos de ellos en Francia, 12 en este valle, otro en el Pallars Sobirá y otro en la Ribagorza aragonesa.

Según el departamento de Territorio, la mayoría de ataques de «Goiat» han sido a ganado equino, a pesar de la revisión del proyecto PirosLife, que preveía reajustar las medidas preventivas de gestión de los osos pardos liberados en el Pirineo.

Las medidas disuasorias que se han tomado hasta ahora, como el uso de balas de goma, la aplicación de electricidad en las vallas, disparos disuasorios, ruidos, luces y la utilización de repelentes en sus presas, han resultado ineficaces, motivo por el que Calvet se ha reunido con representantes del sector para tratar nuevas actuaciones.

Calvet ha explicado que la voluntad de la Generalitat es «extraer del medio» al oso pardo, aunque ha reconocido que aún «no se sabe» cómo se capturará al ejemplar, ya que para hacerlo es necesario poner de acuerdo a las administraciones públicas españolas y francesas. Además, el consejero catalán ha recordado que se trata de un animal al que se le ha otorgado la «máxima protección».

El coordinador de Unión de Ganaderos en el Pirineo, Joan Guitart, ha rechazado la a propuesta del gobierno catalán que ha calificado como «insuficiente», pues «un Goiat no hace tres ataques en un día», por lo que ha pedido que se «ahuyenten» a todos los osos del área, que el colectivo estima en más de medio centenar.

«Goiat» fue introducido en los Pirineos para tratar de revertir la endogamia existente en la población actual de oso pardo y existen «bastantes indicios de que haya actuado ya en este sentido», aseguran desde PirosLife.

Las bajas que «Goiat» ha provocado a la ganadería han sido en total, en lo que va de año: seis yeguas y cuatro potros, cuatro ovejas, una cabra y dos colmenas.

Desde el programa de conservación también han querido tranquilizar a la población en general: «Goiat no presenta otros comportamientos que podrían considerarse problemáticos: no busca ni está habituado a la presencia humana, no ataca reiteradamente ni es claramente agresivo (con aproximaciones directas y gestos, miradas y movimientos que denoten de manera inequívoca que podrían acabar en ataques)».