Hassan Rouhani, presidente de la República islámica de Irán
Hassan Rouhani, presidente de la República islámica de Irán - Reuters

Tres australianos, detenidos en Irán sin motivo, según el gobierno de Camberra

Las detenciones se conocen después de que a finales de agosto Australia anunciara que se unirá a la coalición liderada por Estados Unidos para asegurar «la libertad del comercio internacional y de navegación» en el estrecho de Ormuz

EFE
Actualizado:

El Gobierno de Australia ha confirmado la detención en Irán de tres australianos, entre ellos dos mujeres que tienen también la ciudadanía británica, en incidentes separados.

«El Ministerio de Asuntos Exteriores está proporcionando asistencia consular a las familias de los tres australianos detenidos en Irán. Debido a nuestras obligaciones de privacidad no comentaremos más», han señalado las autoridades australianas, según recoge Efe.

El escueto escrito se da después de que el diario británico The Times informara de que dos mujeres australianas-británicas y un australiano, que es compañero sentimental de una de ellas, se encuentran detenidos en Irán.

Una de las mujeres, una académica formada en la Universidad de Cambridge, fue detenida hace casi un año y se cree que ha sido sentenciada a una década de cárcel, un período que generalmente se aplica a los extranjeros acusados de espionaje.

Por su lado, la otra mujer, una bloguera que publicaba fotografías de su viaje por Asia, fue detenida junto a su novio hace diez semanas por motivos que no han sido revelados.

Estas tres personas se encontrarían en una cárcel de Teherán, donde también está detenida desde 2016 la trabajadora humanitaria británica iraní Nazanin Zaghari-Ratcliffe por espionaje, de acuerdo a la fuente británica.

Tras conocerse de la detención de los tres australianos, el Ministerio de Exteriores instó a sus ciudadanos a «reconsiderar la necesidad de viajar (a Irán) debido a los riesgos de que extranjeros puedan ser detenidos o arrestados de manera arbitraria».

Las detenciones se conocen después de que a finales de agosto Australia anunciara que se unirá a la coalición liderada por Estados Unidos para asegurar «la libertad del comercio internacional y de navegación» en el estrecho de Ormuz, tras una serie de conflictos con la marina iraní.

La coalición propuesta por Washington persigue escoltar a los barcos en la zona, pero Irán ha advertido que la medida puede incrementar las posibilidades de un conflicto.