Maya Balanyá
General Yaacov Amidror

«No veo por qué Israel debe detener sus relaciones con Arabia Saudí tras ese estúpido asesinato»

Entrevista con el exasesor nacional de seguridad del primer ministro de Israel, Benyamin Netanyahu

Actualizado:

Con casi cuatro décadas a sus espaldas sirviendo al Ejército Israelí, primero, y luego como Asesor de Seguridad Nacional del primer ministro Benyamin Netanyahu (2011 - 2013), puede decirse que el general retirado Yaacov Amidror (Israel, 1948) -considerado como un halcón en temas de seguridad y en la cuestión palestina- tiene el Estado judío en la cabeza. Tras retirarse y dejar su cargo como mano derecha de Netanyahu, Amidror es ahora miembro principal del think tank Instituto de Estudios Estratégicos de Jerusalén y ha escrito tres libros sobre inteligencia y estrategia militar. De visita en Madrid para formar parte del Diálogo Estratégico España-Israel, organizado por el Real Instituto Elcano, Amidror habla con ABC en el reservado, a medialuz, de un restaurante contiguo a la sede de la Embajada de Israel.

Con respecto a la seguridad en Oriente Próximo, ¿qué desacuerdos encuentra usted entre el Gobierno de los Estados Unidos y el israelí?

Para Israel, el principal problema de seguridad no son los palestinos, es Irán y su intento de construir una máquina de guerra independiente en Siria. El problema palestino es un gran problema político en Israel y, a largo plazo, podría ser un problema demográfico. Los estadounidenses e israelíes están listos para negociar, negociaron estando Obama y por supuesto que negociarán con Trump. Personalmente no creo que los palestinos quieran negociar, es otro tema.

¿Qué lecciones saca de la última crisis con Hamás?

Aquí hay un gran debate dentro de los israelíes, Hamas no es una gran amenaza para Israel. El daño económico es muy pequeño, el problema es más psicológico.

¿La victoria de Assad en Siria favorece los intereses israelíes en la región?

Ganó la guerra. Los rusos y los iraníes la ganaron por Assad. Decidimos no interferir desde el principio. Tenemos tres líneas rojas. No permitiremos que las milicias ni los iraníes construyan una base en los Altos del Golán, no permitiremos que la tecnología y el sistema de armas pasen a manos de Hezbolá y no permitiremos que los iraníes construyan una máquina de guerra independiente en Siria. Además de las tres líneas rojas, los rusos, los iraníes, los rebeldes, el régimen sirio y los turcos son libres de matarse entre sí.

Después de la salida de Trump del acuerdo iraní, ¿Irán es más débil?

No son más débiles, son más pobres. Irán no tiene la economía que han soñado tener, perdieron parte de su capacidad económica y no pueden construir el futuro económico basado en la economía actual.

¿Cree que Israel le ha lanzado un salvavidas a Mohamed Bin Salman (MBS) con respecto al asesinato de Jamal Khashoggi?

No es un secreto que estemos teniendo conversaciones informales con los saudíes. Continuaremos con estas relaciones y no vemos por qué hay que detener las relaciones con Arabia Saudí después de este estúpido asesinato.

¿Esta crisis ha reforzado la alianza israelí con los países suníes?

No creo que cambie de inmediato, está más presente en los medios que en la realidad. No creo que la posición de MBS haya cambiado en Arabia Saudí o en el mundo árabe debido a esta acción fea e inaceptable. Cómo influirá en su familia lo que sucedió en Turquía es una buena pregunta de la que no tengo la respuesta.

¿Está Israel cerca del reconocimiento formal de los países suníes?

Estamos trabajando muy duro para convencer a los líderes del mundo árabe de que reconozcan formalmente a Israel. Mientras tanto, irónicamente, estos gobiernos son prisioneros de su propia propaganda durante 70 años. Convencieron a la gente de que Israel es el demonio y hoy no pueden cambiar el punto de vista de la calle. Muchos líderes de Oriente Próximo entienden que Israel es su aliado para ayudarlos a hacer retroceder a Irán y su fuente de tecnología para mejorar la vida de sus ciudadanos.

En una hipotética confrontación militar, ¿los israelíes están en una mejor posición que los iraníes?

No sé cómo comparar y qué comparar porque Irán está a 1.500 kilómetros de Israel, no está detrás de la frontera, lo que Irán quiere hacer es llevar la capacidad a menos de 50 km de Israel y no lo permitiremos, así que al final no son las IDF (Fuerzas de Defensa Isaelíes) contra las fuerzas iraníes.

Y el clérigo chií Muqtada al Sadr ganó las legislativas en Irak con un fuerte discurso nacionalista contra los iraníes.

A muchos chiíes no les gusta el hecho de que los iraníes estén tan involucrados en Irak.

Con Irak, ¿qué escenario es el mejor para los intereses israelíes?

Que Irak sea un estado soberano.

¿Es el Ejército israelí más débil para enfrentar sus actuales amenazas de seguridad en conflictos asimétricos que en los años setenta?

Es una pregunta difícil. Creo que el Ejército es más fuerte que en el pasado, pero al mismo tiempo hay más limitaciones en la forma en que se puede usar, porque las reglas de combate de la Segunda Guerra Mundial no se ajustan a los medios que las fuerzas militares deben emplear para luchar contra el terrorismo hoy en día. Hizbolá y Hamas despliegan sus fuerzas y lanzadores en áreas pobladas de una manera en la que no se nos permite pedir que actúen contra ellos porque causaría un gran daño colateral, que es lo que quieren.

¿Cuál debería ser la posición de un ejército en el Estado? ¿Guardián?, ¿o debería intervenir?

Israel es muy claro en eso. El Ejército debe hacer lo que le ordenen los civiles y no al reves.

¿Sigue estando muy cerca de Netanyahu?

¿Yo? (da un respingo). Conozco al primer ministro Netanyahu desde el 69, estábamos juntos en el Ejército. Fui su asesor de seguridad por más de dos años y medio y cuando me fui, le prometí dos cosas públicamente en el brindis de la ceremonia: «Nunca te llamaré para pedirte un favor»; y la segunda: «Cuando me llames, estaré allí».

¿Cree que la cuestión palestina es un factor de inestabilidad en Oriente Próximo?

No, en absoluto. Porque si miras Oriente Medio y te preguntas cuáles son las fuentes de la inestabilidad, ves la fricción entre chiíes y suníes, la tensión dentro del islam con la modernidad y los problemas entre los ciudadanos y sus gobiernos en todos esos países, ninguno democrático.

Gadi Shamni, jefe del Comando Central del Ejército en 2007-2009, afirmó que los israelíes «han elevado la ocupación a una forma de arte». Y agregó: «Somos los campeones mundiales de la ocupación». ¿Esta aparente arrogancia socava la seguridad de Israel a medio plazo?

Le conozco muy bien. Según lo que dijo, en otros países la ocupación se convirtió en una carga que envenenó al ejército. Logramos construir un sistema en Cisjordania en el que rara vez los palestinos ven a las IDF, que van a esas zonas solo para arrestar terroristas. No es arrogancia. Es una forma más inteligente de decir que estamos haciendo un buen trabajo, pero no podemos olvidar que al final es una ocupación.

¿Confía en la solución de dos Estados?

¿Cómo podemos garantizar que los palestinos no elegirán a Hamás como líderes en Ramala para hacer de Cisjordania otra Franja de Gaza? Nadie tiene una respuesta a esta pregunta.