El manifiesto que Brenton Tarrant publicó antes de atacar una mezquita en Nueva Zelanda

Tarrant se describe como «un hombre blanco común» que quiere «vengar miles de muertes causadas por invasores extranjeros»

Actualizado:

«La gran sustitución. Hacia una nueva sociedad». Es el título del manifiesto de 74 páginas que Brenton Tarrant había publicado en sus redes sociales antes de ser eliminadas tras retransmitir en directo, durante 17 minutos, cómo atacaba una mezquita en Nueva Zelanda.

El texto muestra el delirio y las creencias retorcidas de Tarrant, que cree que el asesinato en masa está justificado por la inmigración. El atacante, además, señala que tiene su inspiración en Anders Breivik, que mató el 22 de julio de 2011 a 77 personas en Noruega.

Tras comenzar con el poema «Do not go gentle into that good night» del poeta, escritor de cuentos y dramaturgo británico Dylan Thomas, el autor del tiroteo muestra una autoentrevista, en la que explica quién es y por qué lo ha hecho, entre otras cuestiones.

Se describe como «un hombre blanco común y corriente, de 28 años de edad. Nacido en Australia en el seno de una familia de clase trabajadora y de bajos ingresos». También explica que no fue a la universidad porque no tenía interés en nada de lo que las universidades ofrecían para estudiar. Respecto al porqué, dice que es para «vengar a miles de muertes causadas por invasores extranjeros».

Extracto del manifiesto
Extracto del manifiesto

Tasas de natalidad

Tarrant muestra a lo largo del documento una obsesión por las tasas de natalidad; en concreto, por las bajas cifras en países occidentales en comparación con las de otras culturas.

También despotrica contra la inmigración, justificando en otro párrafo el uso de la fuerza a lo largo de la historia. Incluso critica a los sectores conservadores, señalando que «no conservan nada» y denuncia que la naturaleza está pulverizada y mercantilizada.

El manifiesto también tiene un apartado para destrozar a «iconos pop degenerados a partir de una cultura muerta», en el que menciona a Michael Jackson, Madonna, Kurt Cobain o Freddie Mercury.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, ha calificado a Tarrant como «un terrorista radical, violento y de derechas».