El exjefe de la campaña de Trump, Paul Manafort, llega a una acusación en su contra por un abogado especial Robert Mueller
El exjefe de la campaña de Trump, Paul Manafort, llega a una acusación en su contra por un abogado especial Robert Mueller - Reuters

El exjefe de campaña de Trump mintió al FBI después de declararse culpable

El fiscal de la trama rusa, Robert Mueller aseguró que las mentiras de Manafort sobre una variedad de temas que no detallaron constituyen «violaciones al acuerdo»

Washington Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El fiscal especial Robert Mueller, que se encuentra al frente de la pesquisa sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, acusó este martes a Paul Manafort, el exjefe de campaña del ahora presidente del país, Donald Trump, de mentir tras haber llegado a un acuerdo con ellos para cooperar a cambio de una condena reducida.

En un documento judicial, el fiscal aseguró que las «mentiras» de Manafort sobre «una variedad de temas» -que no detallaron- constituyen «violaciones al acuerdo» que alcanzaron hace dos meses cuando el exjefe de campaña de Trump se declaró culpable de varios delitos financieros.

Los fiscales pidieron a la magistrada del caso, Amy Berman Jackson, que fijase una fecha para dictar sentencia. Esa petición a Jackson la secundaron también los abogados de Manafort, que defendieron que su cliente «cree que ha ofrecido información veraz» a los fiscales en los múltiples encuentros que han mantenido.

A cambio de su colaboración con la investigación de Mueller, Manafort esperaba recibir una condena no superior a los 10 años de cárcel por los delitos de fraude de los que se declaró culpable, aunque ahora los fiscales podrían imputarle nuevos cargos.

Manafort supuestamente trabajó entre 2006 y 2017 para gobiernos extranjeros sin comunicárselo al Ejecutivo de Estados Unidos ni cotizar al erario público, como dicta la ley.

De hecho, Manafort tuvo que dimitir como jefe de campaña de Trump tras descubrirse que había ocultado a las autoridades un pago de 12,7 millones de dólares que recibió por asesorar al depuesto presidente ucraniano Víktor Yanukóvich (2010-2014).

Mueller y sus fiscales investigan la supuesta injerencia del Kremlin en los comicios presidenciales de 2016, así como los posibles contactos entre miembros de la campaña de Trump y funcionarios rusos. El proceso contra Manafort es producto de la investigación de Mueller, aunque no está relacionado con las actividades que desempeñó como jefe de la campaña de Trump.