AFP

Muere uno de los pilotos de los Eurofighter que se han estrellado en Alemania

Uno de ellos ha logrado salvarse del accidente provocado por el choque de los aparatos en pleno vuelo

Corresponsal en BerlínActualizado:

Tres aviones Eurocaza de la división Steinhof realizaban unas maniobras en el este de Alemania cuando dos chocaron en el aire y se precipitaron a tierra sin que el ejército alemán haya esclarecido todavía las causas. Los dos pilotos llegaron a utilizar los asientos eyectables y los paracaídas y uno de ellos ha sido encontrado ya con vida, colgado de la copa de un árbol, aunque no se ha informado todavía sobre su estado. El segundo ha muerto.

Los restos de los dos aviones han caído sobre una zona en la que hay dos localidades habitadas, Jabel y Nossentiner Hütte, dos pueblos a diez kilómetros de distancia entre sí y sobre los que han caído partes del fuselaje, causando varios incendios.

El ejército alemán ha informado que el accidente tuvo lugar a las dos de la tarde, durante una maniobra en Malchow, en el este del país. Tanto el ejército como el Ministerio de Interior regional del estado federado de Mecklenburgo-Antepomerania confirmaron que algunos trozos de los aviones cayeron en una zona boscosa en la que hay registrados varios campamentos de verano infantiles. Los incendios están siendo apagados por los bomberos y fuerzas policiales peinan la zona en busca de posibles heridos.

«Era como una lluvia diabólica. Se veía fuego en el cielo y trozos de metal caían sobre las casas», ha descrito a los medios locales uno de los vecinos, que divisó desde lejos como su granja se incendiaba y que ha participado en las improvisadas tareas de desalojo de la guardería local. Sin saber todavía muy bien lo que estaba pasando, los habitantes de Jabel se organizaron para visitar rápidamente las casas de los vecinos más ancianos y comprobar si estaban bien. Además se repartieron por calles el traslado a hospitales de posibles heridos y bomberos voluntarios de pueblos vecinos acudieron a ayudar a sofocar los incendios.

La policía ha emitido varios avisos pidiendo a la población que no se acerque a los restos de los aviones, puesto que podrían resultar peligrosos, y que despejen el camino para que pasen cuanto antes los equipos de rescate del ejército.