WIN/Gallup International 2015

Los españoles, entre los menos dispuestos a una guerra; los marroquíes, los que más

Solo un 21% tomaría las armas por su patria, frente a un 94% de los marroquíes, los más inclinados a combatir

Actualizado:

España está entre los países con menor porcentaje de compatriotas dispuestos a ir a la guerra para defender su nación. Tan solo un 21% de sus ciudadanos tomaría las armas por su patria en una eventual guerra.

El porcentaje de España está muy por debajo de la media mundial, el 60%; y también por detrás de la media de Europa Occidental, situada en el 25%, según la encuesta de Gallup International realizada en más de sesenta países. Solo hay menos población dispuesta a defender su patria en una guerra en los países derrotados en la Segunda Guerra Mundial: Italia (20%), Alemania (18%) y, el menor de todos, Japón (11%). Bélgica (19%) y Países Bajos (15%) son los otros dos países que están por debajo de España en una respuesta afirmativa a la pregunta «¿si hubiera una guerra donde está implicado tu país, estarías dispuesto a combatir?».

Europa Occidental es, con diferencia, la región del mundo cuyos habitantes tienen menos interés en participar en un eventual conflicto bélico. Aunque hay excepciones: Finlandia, con un 74%, y Suecia, con un 55%. Ambos casos se explican por el temor a Rusia. La encuesta fue realizada en 2014 y publicada en 2015, con la anexión rusa de Crimea muy reciente. Tanto en Finlandia como en Suecia el servicio militar es obligatorio. En el caso sueco, se volvió a implantar en 2018, menos de una década después de haberlo abolido.

Grecia, con el 54%, es otro país de Europa Occidental con un alto porcentaje de personas dispuestas a tomar las armas por su patria. Allí también el servicio militar es obligatorio. No obstante, este factor no es común en todas las naciones para el ánimo guerrero. Por ejemplo, en Austria, donde también el servicio militar es obligatorio, el porcentaje de ciudadanos dispuestos a participar en un conflicto bélico es tan solo del 21%, el mismo que en España. Incluso un país sin Ejército como Islandia cuenta con un porcentaje superior, el 26%. Reino Unido, con el 27%, y Francia, con el 29%, también cuentan con porcentajes bajos.

Marruecos, los más dispuestos

De los 64 países de los cinco continentes donde se realizó la encuesta, Marruecos es donde mayor porcentaje de población estaría dispuesta a participar en una guerra. Casi todos sus habitantes, el 94%, según la encuesta de Gallup International. Marruecos tiene la presión en el sur por la reivindicación de independencia del Sáhara Occidental, territorio ocupado por ellos, no reconocido como marroquí por Naciones Unidas. Mantiene una intermitente reivindicación de anexión de las ciudades españolas de Ceuta y Melilla. Además, vive de cerca la latente amenaza islamista, más fuerte si cabe en la fecha de publicación de la encuesta, con el avance yihadista sobre Siria en expansión.

Marruecos forma parte de la religión y la región mundial con mayor porcentaje de población dispuesta a tomar las armas. La población de religión islámica es más favorable a intervenir en una guerra por su país, el 78% de los encuestados. Los cristianos protestantes, con el 48%, son la confesión menos inclinada a combatir. Marruecos, a su vez, está dentro de la región mundial con mayor disposición a participar en un conflicto bélico: el 83% de los encuestados del convulso Oriente Próximo y Norte de África tomaría las armas.

Población dispuesta a ir a la guerra, según religión y región mundial
Población dispuesta a ir a la guerra, según religión y región mundial - ABC

Entre las grandes potencias militares, Estados Unidos cuenta con la población menos comprometida (44%), por debajo de Rusia (59%) y China (71%). India, con el 77%, y Pakistán, con el 89%, son las potencias nucleares con los ciudadanos más inclinados a participar en una guerra. Ambas están enfrentadas por la región de Cachemira.

Los datos de la encuesta, publicada en 2015, no recogen el ánimo por acontecimientos recientes. Así, por ejemplo, según el sondeo mundial, tan solo el 23% de los habitantes de Hong Kong participarían en un combate para defender su país. No obstante, los habitantes de región administrativa especial de China han dado muestras recientes de una implicación sin precedentes en la defensa de sus libertades y derechos amenazados por Pekín.