Efectivos de la Guardia Nacional y peritos forenses asisten a la escena de un crimen, en Morelia (México), el pasado 4 de septiembre
Efectivos de la Guardia Nacional y peritos forenses asisten a la escena de un crimen, en Morelia (México), el pasado 4 de septiembre - EFE

Ejecutan a cinco personas en un bar en Tabasco (México)

El país norteamericano va camino de cerrar su año más sangriento desde que hay registros

Corresponsal en Ciudad de MéxicoActualizado:

Cinco personas fueron asesinadas en un bar en el estado de Tabasco la noche del domingo, un día festivo en México al ser la víspera del Día de la Independencia que se celebra el 16 de septiembre. El tiroteo ocurrió en el bar «Doña Rosa» en Villa Luis Gil Pérez, una pequeña población que pertenece al municipio de Centro ubicado a las afueras de Villahermosa, la capital de Tabasco.

De acuerdo con la Secretaría (Ministerio) de Seguridad y Protección Ciudadana, cinco personas fallecieron y tres fueron heridas como resultado del ataque armado. Las autoridades no han logrado dar con los culpables, quienes lograron escapar después de perpetrar el tiroteo. Al cierre de esta edición no ha transcendido el motivo detrás del ataque.

Ese mismo domingo por la noche, Andrés Manuel López Obrador salió al balcón del Palacio Nacional para dar el tradicional «Grito» que cada año realiza el presidente de México para celebrar la Independencia del país. Entre los varios «vivas» que profirió, López Obrador clamó un significativo «¡Viva la Paz!» en un momento en el que México va camino de cerrar 2019 como su año más sangriento desde que hay registros.

Entre enero y julio, han ocurrido 20.135 homicidios en todo el país, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública. Tabasco, donde nació López Obrador, acumula un total de 609 asesinatos entre enero y julio, una cifra elevada pero menor que la de otros de los estados más peligrosos como Baja California, con 1.776 homicidios, o Michoacán con 1.377 asesinatos.

Para intentar mejorar la seguridad en el país, el gobierno de López Obrador creó un nuevo cuerpo de seguridad llamado Guardia Nacional que cuenta con 58.000 efectivos. Sin embargo, unos 25.000 elementos han sido destinados a patrullar las fronteraspara frenar el avance de emigrantes centroamericanos hacia Estados Unidos en vez de realizar tareas de seguridad en México.