Ali Bashar, a la derecha, y su víctima, Susanna
Ali Bashar, a la derecha, y su víctima, Susanna

Detenido en Irak el solicitante de asilo que violó y mató a una niña en Alemania

Dado que no hay acuerdo de extradición con ese país, es muy posible que el asesino no llegue nunca a responder ante los tribunales alemanes

CORRESPONSAL EN BERLÍNActualizado:

Alemania entera sigue desde hace días la espeluznante historia de Susanna, una niña de 14 años que desapareció hace dos semanas en Maguncia y cuyo cadáver apareció el miércoles oculto en un agujero en un terreno de difícil acceso en la vecina Wiesbaden. Apenas fue confirmada su identidad el jueves, la policía detuvo a varios refugiados a los que ponía en libertad a las pocas horas y en las calles surgieron las primeras manifestaciones de protesta, acusando a las autoridades de silenciar la autoría de los hechos para evitar echar más leña a la crisis de los refugiados. Pero el desenlace de la investigación ha causado todavía mayor indignación. El principal sospechoso del crimen ha sido detenido esta madrugada en el norte de Irak y, dado que no hay acuerdo de extradición con ese país, es muy posible que el asesino no llegue nunca a responder ante los tribunales de Alemania.

Se trata de Ali Bashar, de nacionalidad iraquí y 20 años de edad. Abandonó el país desde el aeropuerto de Düsseldorf rumbo a Irak y vía Turquía, acompañado por sus padres y cinco hermanos, el pasado 31 de mayo, después de presuntamente haber cometido el asesinato, con un salvoconducto emitido por la embajada de Irak y donde aparecían nombres diferentes a los de sus pasaportes y que usaron para sus billetes de avión. Las autoridades alemanas han confirmado además que la solicitud de asilo de Ali Bashar fue rechazada a finales de 2016, aunque su proceso aún estaba abierto después de que un abogado recurriera la decisión, lo que sirve una vez más de prueba de que las deportaciones no se están produciendo al ritmo necesario y asocia una vez más, de cara a la opinión pública y como defiende el partido antieuropeo y antiextranjeros Aternativa para Alemania (AfD), la relación entre refugiados y delincuencia.

Complicada repatriación

«No sabemos exactamente cómo puede terminar la historia. La extradición transcurre ahora en base a las reglas internacionales», ha dicho el ministro de Interior, Horst Seehofer, que también ha agradecido su labor a los agentes kurdos que realizaron la detención y encarcelamiento en estado de aislamiento en Erbil, por la «buena cooperación» con la Policía alemana. Desde la Fiscalía alemana reconocen que puede ser complicada la repatriación para ser acusado en este país. «Tenemos poca experiencia sobre cómo actúa Irak en una situación así», ha declarado una portavoz, aunque descartan solicitar que se le procese en su país ya que allí existe la pena de muerte.

«Es que es increíble», protesta una airada oyente de la radio local de Maguncia, «vienen a Alemania, entran como Pedro por su casa, reciben las ayudas sociales, después cometen los peores crímenes y se van con la ayuda de su Embajada a casa ¡sin que Alemania pueda hacer nada para evitarlo!». El responsable de asuntos sociales de Wiesbaden, Christoph Manjura, se ha defendido explicando que cuando se presenta un recurso contra la decisión la ciudad apenas tiene margen discrecional y recordó que el fallo del tribunal puede tardar meses. «Se debe aclarar rápidamente cómo es posible que un sospechoso pueda tomar un avión, aunque su identidad no esté clara», se ha quejado el socialdemócrata Karl Lauterbach. «Este horrible crimen genera numerosas preguntas. ¿Cómo es posible que los refugiados cuyas solicitudes hayan sido rechazadas no sean expulsados? ¿Cómo es posible que pudieran salir del país con nombres falsos?», se ha preguntado el líder del Partido Liberal (FDP), Christian Lindner.

Para el ministro regional de Interior de Berlín, Andreas Geisel, es importante controlar a los inmigrantes cuyas solicitudes de asilo han sido rechazadas y que ya son conocidos por la Policía, pero volvió a recordar, para evitar que aumente el creciente sentimiento social contra los refugiados, que «de acuerdo con las estadísticas la mayoría de los asesinatos ocurren a manos de alemanes y no son cometidos por refugiados. Esto es algo que no debería perderse de vista y la discusión emocional no debería desencadenar un juicio generalizado».