Vista del edificio The Square, en Bruselas, donde se celebró el evento
Vista del edificio The Square, en Bruselas, donde se celebró el evento

La Comisión refuerza su apuesta por la lucha antiterrorista para los próximos presupuestos europeos

Bajo la presidencia austriaca, Bruselas ha celebrado el Evento de Investigación de Seguridad 2018, con el que quiere demostrar los avances en esta materia con dinero europeo en detrimento de otras partidas en el próximo Marco Financiero Plurianual

BruselasActualizado:

El ataque de Estrasburgo supone un nuevo aviso a la Unión Europea para que no se relaje en su desafío de mejorar la coordinación en la lucha antiterrorista tanto de índole yihadista como de extrema derecha e izquierda. La muerte de cuatro personas y la huida del terrorista Cherif Chekatt, a quien las fuerzas policiales lograron matar tras 48 horas escondido en su barrio, ha coincidido con la resolución no vinculante de la Eurocámara, en la misma ciudad francesa en sesión plenaria, de una propuesta para dar más peso a la agencia de cooperación policial (Europol), insistiendo en que el intercambio de datos entre las agencias y entre las autoridades nacionales y comunitarias es insuficiente. Entre otras medidas, los eurodiputados proponen reforzar las fronteras exteriores, impedir que los terroristas condenados obtengan asilo en la UE y seguimiento exhaustivo de los «combatientes extranjeros».

Si el Reino Unido finalmente consuma su salida de la Unión Europa, los presupuestos de la Unión Europea contarán con un importante agujero en sus cuentas. En los últimos momentos se han desarrollado los debates sobre cómo distribuir el dinero europeo en el próximo marco financiero plurianual. Pese a los probables recortes en muchas partidas, especialmente referidas a los fondos de cohesión y a la política agraria común, ambas en torno al 10 por ciento, y que suponen un importante punto de inflexión en la historia de las cuentas europeas, la migración y la lucha antiterrorista verán reforzadas sus inversiones en los próximos años. La Comisión Europea presentó el pasado mayo una propuesta que prevé un aumento de hasta 23.000 millones de euros en la investigación y la innovación europeas, del Programa europeo de investigación e innovación Horizon Europe (con un presupuesto de 80.000 millones para el período 2014-2020), hasta un total de 100.000 millones de euros.

En una votación realizada el 14 de noviembre, los eurodiputados confirmaron su posición sobre el próximo presupuesto a largo plazo de la UE (Marco Financiero Plurianual 2021-2027), incluido un desglose preciso de los montos para cada programa de la UE. «El Parlamento está presionando para obtener más fondos para la juventud, la investigación, el crecimiento y el empleo, y para abordar el cambio climático y los recursos adecuados para financiar nuevos desafíos como la migración, la defensa y la seguridad. La financiación para las políticas de cohesión y agricultura no debe reducirse», comunican desde el Parlamento Europeo.

Norbert Hofer, del Gobierno austriaco, y Julian King, comisario europeo de Seguridad
Norbert Hofer, del Gobierno austriaco, y Julian King, comisario europeo de Seguridad - Comisión Europea

Los pasados 5 y 6 de diciembre Bruselas celebró el Evento de Investigación de Seguridad 2018 (SRE 2018) «Hacer de Europa un lugar más seguro: demostrar el impacto de la investigación sobre seguridad financiada por la UE», con alrededor de 1.000 participantes y en el que tuvo lugar un seminario para medios sobre «la investigación en seguridad» y los proyectos impulsados por la Comisión en la lucha antiterrorista, cibercrimen, tráfico de personas y desastres naturales. Bajo la presidencia austríaca y con el lema «La Europa que protege», el Ministro austriaco Norbert Hofer (del ultranacionalista Partido de la Libertad) subrayó la importancia de una cooperación ejemplar y estrecha entre los Estados miembros y la Comisión en la investigación de seguridad: «La investigación sobre seguridad solo puede aplicarse si los ciudadanos se sienten más seguros con una nueva tecnología de seguridad», agregó, en compañía de Julian King, comisario europeo de Seguridad y posiblemente el último que tenga Reino Unido en la UE.

Esta apuesta por la investigación en seguridad coincidirá con el desarrollo de la Cooperación Estructurada Permanente en Defensa (PESCO). «No queremos duplicaciones inútiles. La PESCO está relacionada con la defensa y la seguridad de la acción externa de la UE, nosotros tenemos un propósito exclusivamente civil, pero habrá un área gris en la que desarrollemos tecnología y proyectos que por supuesto pueden resultar útiles en Defensa. Tenemos que estar coordinados con la Agencia Europea de Defensa para posibles sinergias y evitar duplicaciones», subraya a ABC Andrea de Candido, Subdirector de la Unidad de Innovación e Industria para Seguridad en la Comisión Europea.

Según las estimaciones de un estudio de 2015 publicado por la Comisión, el sector de seguridad de Europa emplea a 4,7 millones de personas y representa un volumen de negocios anual cercano a los 200.000 millones de euros en más de 20 subsectores de la economía. El principal desafío para la industria es que el mercado de seguridad de la UE no funciona como un mercado único: está fragmentado en mercados nacionales.