Una embarcación con refugiados a su llegada a la isla griega de Lesbos
Una embarcación con refugiados a su llegada a la isla griega de Lesbos - REUTERS

Un barco secuestrado por inmigrantes pone rumbo a Malta

El Hiblu 1 había rescatado a 108 personas y pretendía devolverlas a Libia

BerlínActualizado:

El Hiblu 1, que había rescatado 108 personas en aguas del Mediterráneo y pretendía devolverlas a Libia, de donde procedían, ha sido secuestrado por los rescatados y obligado a poner rumbo a Malta, según informaba anoche el periódico austríaco Kurier. La embarcación de carga, cuyo propietario es turco pero que lleva bandera del Estado insular de Palaos, había acudido en ayuda de una balsa en malas condiciones y sobrecargada desde la que un nutrido grupo de refugiados pedía socorro. Una vez subidos a bordo y prestados los primeros auxilios, la tripulación decidió dirigirse a las costas libias de las que habían salido para devolverlos al punto de origen, pero los refugiados se amotinaron, tomaron el control del barco y obligaron al capitán a poner rumbo a Malta o quizá a Lampedusa, según autoridades italianas citadas por este diario.

El barco llevó a cabo un «cambio de ruta repentino» en dirección norte cuando estaba a solo seis millas, unos 11 kilómetros, del puerto de Tripoli. En el momento en que los rescatados fueron conscientes de su situación geográfica, tomaron por la fuerza el control contra los 12 tripulantes.

La ONG italiana «Mediterranea Saving Humans» ha informado por su parte que a bordo de »El Hiblu 1» hay »personas que huían de los campos de concentración libios». «Estos emigrantes no deben ser tratados como piratas o criminales, sino como solicitantes de asilo que huyen de campos de concentración de Libia», ha dicho la organización en un comunicado, pero en un mensaje de video difundido a través de Facebook, el ministro de Interior italiano Salvini se ha dirigido expresamente a los «piratas» advirtiendo: «¡Podéis olvidaros de venir a Italia!». «Es obvio que no se trata de náufragos pobres, sino de tráfico criminal de personas que incluso se están secuestrando embarcaciones privadas», denunció.