Abu Bakr al Baghdadi, en una de las pocas imágenes que existen de él
Abu Bakr al Baghdadi, en una de las pocas imágenes que existen de él - ABC

Al Bagdadi reaparece y anima a sus seguidores a atentar en Europa

El líder de Daesh acaba con los rumores sobre su muerte con un audio en el que afirma que «la única manera de comprobar la fe es con la lucha»

CORRESPONSAL EN JERUSALÉNActualizado:

El autoproclamado «califa», Abu Baker Al Bagdadi, reaparece con un mensaje de audio en el que llama a sus seguidores a seguir con la lucha y los atentados. El líder del grupo yihadista Estado Islámico (EI) rompe un silencio de casi un año para restar importancia a la pérdida del califato y aplaudir a los «lobos solitarios’» que inspirados por el EI han golpeado en Europa y Norteamérica con cuchillos, pistolas, bombas o coches. Bagdadi urge a aquellos que le siguen en Occidente a llevar a cabo operaciones individuales para «destrozar» al enemigo porque «uno de estos ataques equivales a mil» en la región. La repercusión mediática es incomparable y el califa quiere aprovecharlo.

El discurso del líder islamista dura casi una hora y está grabado en las últimas semanas ya que hace alusión a la derrota de los grupos opositores sirios al sur del país o la crisis abierta entre Turquía y Estados Unidos por la detención del pastor Andrew Brunson por parte de las autoridades de Ankara. Bagdadi, que no envió ningún mensaje tras el descalabro de su califato en Siria e Irak, asegura ahora que «para los muyahidines, la medida de la victoria o la derrota no depende de una ciudad que ha sido robada por quienes tienen superioridad aérea, misiles intercontinentales o bombas inteligentes». Con ese territorio conquistado entre 2014 y 2017 perdido, el líder del grupo insiste en que «la victoria no está en los territorios ni en las armas sofisticadas, sino en la determinación y voluntad de luchar». Otro mensaje dirigido a mantener el nivel de amenaza que el ideario del EI representa a nivel global.

«Para los muyahidines, la medida de la victoria o la derrota no depende de una ciudad que ha sido robada por quienes tienen superioridad aérea»
Abu Bakr al Bagdadi , líder de Daesh

Además de esa llamada a la acción a los «lobos solitarios», este audio logra acallar los rumores sobre la muerte del califa. Estados Unidos ofrece una recompensa de 25 millones de dólares por la cabeza de esta mezcla de líder religioso y político a quien Rusia dio por muerto en junio tras un bombardeo de su aviación a las afueras de Raqqa, pero el grupo nunca lo confirmó y Washington tampoco dio credibilidad a la información rusa. El EI es tan mediático, como reservado es su cabeza visible cuyas únicas imágenes son de junio de 2014, cuando dirigió la oración del viernes en la mezquita de Al Nuri de Mosul para pedir a los musulmanes «obediencia». Desde entonces solo se comunica por mensajes de audio.

Debido a la clandestinidad casi absoluta se ha ganado el sobrenombre de «califa invisible», lo que le ha permitido no terminar, hasta ahora, como Abu Musab Zarqawi u Osama Bin Laden, abatidos por Estados Unidos. La última noticia relacionada con su persona se produjo a comienzos del mes pasado cuando el EI anunció la muerte en una operación suicida en Siria de uno de sus hijos, Hudayfa Al Badri.