Para garantizar la saluda de los trabajadores, las empresas deben garantizar el acceso a entornos saludables.
Para garantizar la saluda de los trabajadores, las empresas deben garantizar el acceso a entornos saludables.

Señales que indican que tu salud importa a tu jefe

Un entorno de trabajo saludable reduce las bajas laborales, fomenta la motivación y aumenta la productividad

Cómo saber si el estrés que vives es bueno o malo

Actualizado:

«Un buen trabajo es aquel que además de evitar, mediante el control de los riesgos laborales, que las personas enfermen o se lesionen por causa de su actividad profesional, potencia y optimiza todos los aspectos positivos capaces de mejorar el nivel de salud de los trabajadores». Este es el punto de partida del análisis de Emilia Gómez Pardo, Dra. en Bioquímica y Biología Molecular y Máster en Nutrición y Salud para evaluar si una empresa cuida la salud de sus trabajadores.

Hoy en día no es suficiente con la prevención de riesgos, sino que se trata de ir un paso más allá en el cuidado y la motivación del trabajador. La clave está, según explica la experta, en que la empresa vea al empleado como una persona «completa» y se preocupe por su bienestar de una forma integral, «no solo por el entorno físico, sino también por el psicosocial, emocional, y por la promoción de hábitos saludables en el entorno profesional y personal», aclara.

Sin embargo, señala el análisis de la experta, no es posible desarrollar lugares de trabajo saludables sin la implicación del trabajador. Así, la responsabilidad de la empresa pasa por asegurar las condiciones laborales que faciliten siempre la opción más saludable proporcionando al trabajador el conocimiento, las estrategias y la habilidad necesarias; mientras que el empleado tiene la responsabilidad de hacer esa elección saludable.

Sobrepeso y sedentarismo, factores de riesgo

El exceso de peso y el sedentarismo son responsables de la mayoría de las enfermedades crónicas y, por tanto, tienen un gran impacto en el absentismo. Según el estudio EuroPrevent, de la Sociedad Europea de Cardiología los trabajadores con obesidad tienen un 71% más de probabilidades de sufrir una baja laboral que los trabajadores no obesos.

Las características de algunas profesiones (horarios y turnos irregulares, espacio reducido que limita la movilidad, falta de actividad física, mala planificación...) hacen difícil seguir hábitos saludables. Pero en otros casos, según alerta Gómez Pardo, esa dificultad no tiene que ver con la actividad sino a las condiciones de trabajo generadas por la empresa, que no dan opciones de alimentación saludable ni crean el escenario para que el sedentarismo dejer de ser una realidad.

El estrés afecta al rendimiento

Los efectos negativos del estrés se traducen en un mal rendimiento global de la firma, aumento del absentismo y mayores índices de accidentes y lesiones. Además, según explica Dra. Gómez Pardo, estas bajas tienden a prolongarse más que las derivadas de otras causas, pues los empleados sometidos a largos periodos de estrés pueden desarrollar problemas graves de salud física originados por elecciones de estilo no saludable: consumo de sustancias nocivas, sedentarismos y mala alimentación.

Uno de los aspectos más importantes que debe tener en cuenta tanto el trabajador como la empresa es que, en cuestiones de salud, todo está interrelacionado. «Cada vez más investigaciones demuestran que la vida activa y la correcta alimentación contribuyen al equilibrio emocional y ayudan a afrontar el estrés», afirma la experta en nutrición y salud.

Un buen ambiente laboral

«Es tan necesario un buen ambiente laboral como una percepción positiva del mismo por parte de los trabajadores», explica la Dra. Gómez Pardo, quien asegura que una de las principales motivaciones de la salud emocional de los trabajadores es el ambiente de trabajo.

Favorecer la autonomía, el apoyo de los compañeros y supervisores, los entornos laborales igualitarios y respetuosos y las políticas de conciliación de la vida personal y laboral son algunos de los recursos que pueden contribuir a manejar adecuadamente las demandas laborales que permiten un óptimo funcionamiento, la consecución de objetivos y el estímulo del crecimiento personal.

Los impulsores del cambio

Para conseguir buen ambiente y hacer del lugar de trabajo un lugar seguro y saludable es fundamental que exista el compromiso, el apoyo y el liderazgo de la dirección de la compañía, así como los canales de participación y comunicación necesarios para favorecer la percepción positiva de los empleados. «Las compañías necesitan líderes emocionalmente inteligentes, que promuevan ambientes saludables, minimicen el conflicto y la violencia y maximicen el rendimiento y el bienestar», detalla la Dra. Gómez Pardo.

Pero no es sólo una tarea de los «jefes», también lo es de los trabajadores. Recursos personales como la empatía, la inteligencia emocional, la gestión del estrés y el positivismo hacen posible una interacción positiva del empleado con el medio de trabajo, generando emociones positivas y bienestar laboral. En este sentido, la experta opina que la formación en habilidades para la gestión emocional forma parte de las buenas prácticas para la prevención y promoción de la salud laboral.

La salud, como valor y derecho

Los directivos tienen la obligación de conocer a su plantilla, sus particularidades y los efectos que puede tener sobre su salud la actividad que lleva a cabo cada uno, así como actuar en consecuencia. Pero tal como revela la Dra. Gómez Pardo, a veces se confunde la estrategia de crear una «empresa saludable» con la instauración de acciones puntuales de promoción de salud.

En su opinión, el éxito de instaurar una empresa saludable no depende tanto de implactar actividades concretas como de generar un nuevo contexto cultural en el que la salud sea un valor y un derecho que integre además los conceptos de bienestar y felicidad.

Durante el pasado SBC Forum, congreso sobre Salud, Bienestar y Conciliación laboral, la experta expuso algunas de las últimas tendencias orientadas a mejorar la productividad gracias al cuidado de la saludo y bienestar de los empleados.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia