Los impactantes cambios que sufren los pechos y por qué se producen

Una investigación sobre la anatomía y la funcionalidad de los pechos revela que cada pecho es único, como una huella dactilar

Actualizado:

No hay dos pechos iguales, ni siquiera se parecen entre sí los de una misma mujer. Así lo ha revelado la investigación que ha llevado a cabo Medela tras la creación y el análisis de una base datos de mamografías en 3D (en colaboración con la Universidad de Australia Occidental) que incorpora miles de pechos reales de madres lactantes de todas las formas y tamaños posibles.

El objetivo de la creación de esta base de datos fue mejorar la comodidad y la eficacia en la extracción de la leche materna con avances en la tecnología de los embudos de lactancia, como el cambio en el ángulo de apertura (105º en lugar de 90º) y la forma del dispositivo (ovalado en vez de redondo). Estos avances han permitido personalizar el proceso de la extracción de leche adaptándose al contorno de pecho y al estilo de vida de cada madre. Pero además, durante la investigación se han descubierto datos curiosos sobre la anatomía y la funcionalidad del pecho, que es el único órgano del cuerpo que alcanza su madurez en la edad adulta.

Así cambia el pecho con el embarazo

Durante el embarazo y la lactancia los pechos sufren cambios drásticos debido a la necesidad de desarrollar una intrincada red de conductos y células productoras de leche para cumplir con el propósito de alimentar al bebé. «El desarrollo de estas nuevas estructuras puede provocar que el pecho de la madre aumente su tamaño hasta en un 46% desde el embarazo hasta el nacimiento del niño», explican en Medela. Aunque no todas las madres experientan el mismo aumento de talla y, en algunos casos, se produce tras el parto.

Otra de las conclusiones del estudio es que la forma y el tamaño del pecho son distintos antes y después de cada toma. A lo largo del día, la media del volumen de leche consumida por un recién nacido de entre uno y 6 meses es de 798 ml, pero esa cantidad varía en función de cada niño y sus necesidades. «Según la demanda de cada bebé, el pecho producirá más o menos leche y aumentará más o menos su tamaño», precisan los investigadores.

Pero no solo cambia el tamaño del pecho cuando se vacía, también se modifica el tamaño del pezón, pues se amlía temporalmente entre 2 y 3 mm tras cada sesión de lactancia.

Además, según determina el informe, el pecho derecho suele ser diferente del izquierdo. «No solo en tamaño o diámetro del pezón, sino que también puedne mostrar diferencias en su funcionalidad y en la producción de leche», aclaran.

¿Por qué se vuelven flácidos los pechos?

Los cirujanos plásticos determinan a menudo que existen diferencias entre los pechos de las mujeres que han amamantado y las que no. De hecho, tal como explican en la investigación de medela el riesgo de flacidez de los pechos aumenta con cada embarazo. Sin embargo, se ha demostrado que algunos aspectos como la edad, las grandes pérdidas de peso, el tabaco y la pérdida de la elasticidad durante el embarazo están más relacionados con la flacidez de los pechos que la lactancia.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia