Los alimentos orgánicos son los que no han sido cultivados utilizando productos químicos.
Los alimentos orgánicos son los que no han sido cultivados utilizando productos químicos.

Incluir la comida orgánica en tu dieta podría reducir el riesgo de cáncer

Un estudio llevado a cabo en la Sorbona de París asocia el aumento de la frecuencia de consumo de comida orgánica con un menor riesgo de cáncer

La alimentación es una herramienta más en la prevención del cáncer

Actualizado:

Promover el consumo de comida orgánica podría ser una estrategia preventiva prometedora contra el cáncer, según los autores de un estudio, dirigido por Julia Baudry, llevado a cabo por el Centro de Investigación en Epidemiología y Estadística de la Sorbona, en París. La investigación ha sido publicada en JAMA Internal Medicine.

Una de las conclusiones del estudio Nutrinet-Santé (llevado a cabo entre 68.946 participantes durante un promedio de 4,5 años) es que las personas que consumían mayor cantidad de alimentos orgánicos tenían un riesgo de cáncer un 25 por ciento más bajo si se combaraba con aquellos con una menor ingesta de alimentos orgánicos. En concreto la mayor reducción de riesgo de cáncer se observó en relación al cáncer de mama postmenopausico, al linfoma de Hodgkin y los linfomas, en general.

Los investigadores encontraron una asociación entre el consumo de alimentos orgánicos y un menor riesgo de cáncer, incluso después de tener en cuenta otros factores de riesgo para el cáncer como los factores sociodemográficos, socioeconómicos y de estilo de vida, así como los antecedentes familiares de cáncer o una dieta más saludable en términos de nutrientes y consumo de alimentos..

Los alimentos orgánicos son aquellos que se cultivan sin pesticidas, fertilizantes y otros productos químicos. Los estudios han demostrado que quienes consumen alimentos orgánicos tienen niveles más bajos de residuos de pesticidas en la orina, según explicó la experta en la investigación, que además incide en el hecho de que la exposición a los pesticidas se ha asociado con un mayor riesgo de cáncer.

Aunque se trata de una investigación esperanzadora, los autores del estudio insisten en que sus hallazgos tienen carácter de «observación» y que para confirmar estos resultados se necesitan llevar a cabo estudios prospectivos adicionales con un mayor número de individuos y que adem´ utilicen datos de exposición más precisos.

En el estudio incluyeron una apreciación en torno al coste adicional que supone en el cesta de la compra la inclusión de estos productos. «Si bien los alimentos orgánicos (en la confirmación de nuestros hallazgos) pueden ser importantes para reducir el riesgo de cánceres específicos, el alto precio de dichos alimentos sigue siendo un obstáculo importante», escriben los autores en el estudio. «De hecho, los alimentos orgánicos siguen siendo menos asequibles que los productos convencionales correspondientes, y los precios altos son un obstáculo importante para comprar alimentos orgánicos», explicaron.

Frutas y verduras, siempre buena opción

Independientemente de si son orgánicas o no, los expertos del estudio insisten en que completar la dieta con frutas y verduras reduce el riesgo de padecer enfermedades crónicas y también cáncer. «Es importante asegurarse de comer frutas y verduras, evitar la carne roja y procesada y comer granos integrales. Si las persones quieren cambiar su dieta o comprar alimentos que ayudan a prevenir el riesgo de cáncer, esas son las vías a seguir, en lugar de simplemente comprar productos orgánicos», aclaró Mark Guinter, de la American Cancer Society.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia