«Hay que mostrar al adolescente el peligro de lesión medular de las zambullidas en la piscina»

Los socorristas invitan a los padres a enseñarles los peligros de este tipo de saltos

MADRIDActualizado:

La temporada de playa y piscina ya ha comenzado y para los socorristas del Instituto Balear de Emergencias (Grupo IBE), en el caso de adolescentes a los que ya no se puede tener vigilados permanentemente, es vital el trabajo que hayamos hecho desde niños educándoles en prevención de riesgos en el medio acuático. «Es importante que sepan nadar, a esa edad es complicado asumir en público que no nadan, no utilizan métodos de flotación por vergüenza, pero aprender a nadar no es todo, sobrevivir en el agua es conocer los riesgos, saber cómo evitarlos y tener conocimientos para actuar en una emergencia puede ser la diferencia entre la vida y la muerte», recuerdan desde el Instituto Balear de Emergencias (Grupo IBE).

A esa edad, señalan, «existe otro peligro muy del gusto de los niños y adolescentes: las zambullidas». «No permitas que se tiren desde las rocas o de piscinas que no conocen. Porque además del ahogamiento, nos enfrentaremos al riesgo de una lesión medular irreversible. Muéstrales cuál puede ser el resultado de ese salto, haz que tomen conciencia de que desconocen la profundidad, lo que pueden encontrar en el fondo, la posibilidad de que un golpe contra una roca en el fondo o durante la caída resulte fatal...».

El ejemplo de los padres

En realidad, sugieren, la mayoría de los accidentes suceden por el incumplimiento de las normas básicas de prevención. «Normas que han debido interiorizar desde pequeños y que aplicarán de modo automático si les hemos educado en prevención. Los NO (no entres, no saltes, no bebas…) son poco efectivos frente a hacerle consciente y responsable de su actuación en el medio acuático», recomiendan.

«Los niños aprenden de lo que ven más que de lo que se les dice. En esto, como en la mayoría de las cosas, siguen el ejemplo del adulto. Si los mayores de su entorno conocen las normas de prevención acuática y las practican, ellos también lo harán después. De poco sirve pedirle que no se bañe con bandera roja si nos ha visto a nosotros durante años saltarnos esa norma», concluyen.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia