El ingenioso plan de una niña de cinco años para estafar al Ratoncito Pérez

La historia de la pequeña se ha vuelto viral en las redes sociales

Actualizado:

Hace tan solo unos días se ha vuelto viral el elaborado plan de una niña de cinco años que buscaba estafar al Ratoncito Pérez para conseguir «muchas monedas». Su tía, Noe T (@mcnolys), compartió con sus seguidores la divertida ocurrencia de la menor a través de un hilo que publicó en su cuenta personal de Twitter.

Todo ocurrió a finales del mes de junio. La joven y su sobrina Ana estaban en casa de la abuela de la primera como cualquier otro día. Mientras la menor jugaba fuera y hacía castillos de arena, ella charlaba con su progenitora en el interior de la vivienda.

La mañana transcurría con total normalidad hasta que la pequeña se dirigió indignada hacia donde se encontraban las mujeres y anunció en voz alta: «Tía, tenemos que hablar muy seriamente». Unas palabras que, aunque ninguna lo imaginara en ese momento, acabarían volviéndose virales en las redes sociales.

Tras llevar a la joven fuera de casa, compartió con ella que tenía un problema y que necesitaba tener más monedas porque quería ser rica. Para lograr su objetivo había pensado en engañar al Ratoncito Pérez colocando piedras blancas debajo de la almohada como si fuesen dientes para que el mágico animal las cogiera y dejara dinero en su lugar.

Para llevar a cabo esta idea Ana necesitaba algo más: la ayuda de su tía. «Pones esto tú debajo de tu almohada y te da las monedas y tú me las das a mí», explicó la pequeña a quien la escuchaba. Ante esta situación, Noe no pudo hacer más que preguntar que por qué no se lo ponía ella en vez de encargárselo a otra persona.

La respuesta de la menor fue contundente. «Vamos a ver tía el Ratoncito Pérez sabe que ahora no se me mueve ningún diente. Pero tú cómo eres vieja (tengo 24) se te caen al comer y fue lo que pasó, además, si sé da cuenta que es una piedra no va a volver cuando me caigan los otros», escribió la joven en Twitter.

Decidió prestar su ayuda a la niña ante tan pesado argumento pero no sin antes intentar conseguir que el botín se repartiera a partes iguales. Esta idea no convenció a la menor: dividir las ganancias a partes iguales no la ayudaría a conseguir ser rica.

Después de buscar monedas por casa para dárselas a su sobrina, la llamó. Sorpresa, emoción y alegría. La menor no podía estar más contenta de haber logrado embaucar al mágico animal y haber dado algunos pasos más hacia su meta.

La conclusión: «Ana es muchas más monedas rica. La tía es muchas más monedas pobre». Así lo relataba la usuaria acompañando esta frase de un divertido meme.

Pero, ¿por qué quería ser rica Ana? La respuesta ha enternecido a los usuarios. La pequeña buscaba ahorrar algún dinero para comprarle un regalo a su hermano de dos años.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia