Hoy se celebra el Día Europeo de la Mediación
Hoy se celebra el Día Europeo de la Mediación - ABC

«La mediación familiar potencia las competencias parentales tras un divorcio»

Este sistema reduce la conflictividad y los daños emocionales además de ayudar a padres y madres a centrarse en sus responsabilidades familiares

MADRIDActualizado:

Uno de los principales temores de las parejas que atraviesan un proceso de separación o divorcio es que se pierda o se deteriore la relación con sus hijas e hijos. La mediación familiar ayuda a que esto no ocurra gracias al fomento del diálogo, de los acuerdos y del ejercicio de las responsabilidades parentales. Así lo constata la Unión de Asociaciones Familiares (UNAF), que ha atendido a unas 3.000 parejas en esta situación en el Servicio de Mediación Familiar que presta desde hace 28 años. Una vía alternativa al proceso judicial para alcanzar acuerdos en procesos de ruptura de pareja a través del diálogo y con la ayuda de una figura profesional neutral.

Para darlo a conocer y fomentar las relaciones parentales, UNAF ha lanzado la campaña «Es más grande lo que os une que lo que os separa», con la que realiza un llamamiento a aquellas parejas que decidan separarse o divorciarse para que sean capaces de salvar sus diferencias y discrepancias, y alcancen acuerdos por el bien de sus hijas e hijos a través de la mediación.

«Cuando una pareja toma la decisión de terminar su relación, no siempre es fácil comunicarse ni llegar a acuerdos, ya que son muchas las emociones en juego. Sin embargo, hay algo que está por encima de vuestras diferencias: el bienestar de vuestras hijas e hijos», explica el vídeo de la campaña, destacando de este modo el enfoque conciliador y positivo que tiene la mediación familiar para todas las partes implicadas y, en especial, para el interés superior de las y los menores.

Entre sus múltiples ventajas, la mediación familiar reduce la conflictividad y los daños emocionales, no solo para la pareja sino para las hijas e hijos, que suelen ser los que sufren en mayor medida los procesos de ruptura y separación. «Además, contribuye a potenciar las competencias parentales tras la separación o el divorcio, ya que ayuda a madres y padres a abandonar el papel conyugal-convivencial y a centrarse en su papel parental y en su responsabilidad compartida respecto a los y las menores», explica Ascensión Iglesias, presidenta de UNAF.

De este modo, la mediación permite salvaguardar el bienestar de hijos e hijas, proteger sus intereses y respetar sus derechos; y también empodera a las partes en conflicto, los miembros de la pareja, «permitiendo que cada persona se libere de la culpa y asuma un rol activo en la salida del conflicto».

En este sentido, a diferencia de un proceso judicial, en la mediación familiar es la propia pareja o expareja la que encuentra sus propios acuerdos. «El mediador o mediadora se encarga de generar un clima de diálogo confidencial y neutral, que permita a las partes encontrar sus propias soluciones pero nunca las propone o impone. Esto no solo permite que esos acuerdos se ajusten a la situación familiar sino que las partes se sientan más comprometidas a cumplirlos», señala la presidenta de UNAF.

Con el fin de que la ciudadanía conozca estas ventajas, UNAF lanza esta campaña, que incluye un vídeo de animación 3D y folletos informativos, dentro de un programa más amplio de sensibilización con talleres para familias y profesionales, financiado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Una labor de sensibilización que se enmarca en la trayectoria de UNAF como pionera de la mediación familiar en España, que acaba de ser reconocida con la Medalla al Mérito Profesional concedida por la Escuela Española de Mediación y Resolución de Conflictos y el Diario de Mediación.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia