VÍDEOS ABC

Purés infantiles ecológicos a base de probar y probar

Tres jóvenes emprendedores se encuentran detrás de Smileat, dedicados a la producción de alimentación infantil ecológica y artesanal

Actualizado:

El pollo de sus tarritos se ha criado en libertad y respetando sus tiempos de crecimiento y desarrollo. La manzana, llega en forma de manzana a su fábrica y no de puré o concentrado. No añaden nada a sus productos, ni sal, ni azúcar, ni espesantes. Tratan con productores españoles ecológicos y priorizan el comercio de proximidad.

Con esta filosofía nace Smileat, una empresa española que apadrinada por varios programas de apoyo a emprendedores cumple ahora su primer mes en el mercado, vendiendo sus purés infantiles ecológicos tras más de un año de pruebas (de comer muchos potitos) y desarrollo.

Alberto Jiménez, Javier Quintana y Rocío de la Iglesia (experto en comercio y marketing, ingeniero informático y doctora en nutrición, respectivamente) no pasan de los 30, pero tenían clara la necesidad del mercado de acceder a productos infantiles totalmente naturales y respetuosos con el medio ambiente.

Con la ventaja en la mente de que los padres siempre están dispuestos a pagar un extra por los más pequeños, no han escatimado esfuerzos en hacer el producto asequible. También incorporan algunas mejoras prácticas como la utilización de tarros más anchos y cortos que faciliten el uso de la cuchara por parte de los progenitores. O el reparto en bicicleta para dar cumplimiento rotundo a su apuesta por la sostenibilidad y el medio ambiente.

En el vídeo puedes ver el camino de Smileat hasta llegar al consumidor, contado por sus protagonistas en uno de los espacios de coworking en los que habitualmente trabajan en Madrid.