Susanna Griso y su hija
Susanna Griso y su hija - Gtres

Susanna Griso, angustiada por su hija adoptada: «Tengo paparazis en mi puerta y ofertas millonarias por exclusivas»

La presentadora confesaba que la expectación que su reciente maternidad ha causado en la prensa del corazón le ha superado

MadridActualizado:

En estos momentos no le puede pedir nada más a la vida. Susanna Griso está inmensamente feliz con la llegada de un nuevo miembro más a la familia. Tras ocho años de lucha, la presentadora de televisión viajó el pasado mes de marzo a Costa de Marfil para llevarse a casa a su hija adoptiva. Así, la presentadora de Espejo Público se convirtió en madre a los 48 años.

Hace unas semanas era la propia Susanna quien compartía la primera imagen con su pequeña, asegurando que llevaba mucho tiempo esperándola ya que como todos sabemos, el proceso de adopción no es nada fácil y conlleva mucho tiempo y una larga espera. «Tanto tiempo buscándonos. #maternidad», escribió la presentadora en su cuenta oficial de Instagram junto con imagen en la que su mano aparece unida a la de su pequeña.

Tanto tiempo buscándonos. #maternidad

Una publicación compartida de Susanna Griso (@susannagrisooficial) el

Sin embargo parece que la expectación que su reciente maternidad ha causado en la prensa del corazón le ha superado y esta semana confesaba estar «angustiada porque siempre he sabido lidiar con las cuestiones personales, y se me ha respetado el ámbito familiar. Siempre he puesto ese límite, y hasta ahora se había respetado, pero en estos últimos meses lo he perdido». La presentadora concedió una entrevista a Fashion & Arts Magazine de La Vanguardia, en la que explicaba el proceso de recoger a su hija en su país de origen. «Lo único que pedí fue que la incorporación no fuese muy difícil, porque no sabía lo que me iba a encontrar, no la había conocido previamente. Fue una experiencia muy fuerte, ir a buscar a tu hija sin haber visto más que tres fotos. La recoges un lunes y ese mismo día ya duerme contigo», aseguró.

Confesó que de momento no ha sabido lidiar con esta reciente fama: «No sé si es por mi edad o porque es una niña adoptada, pero se ha creado una expectación que para mí ha sido muy difícil de llevar. Desde que se filtró la noticia tengo paparazis en la puerta, ofertas millonarias por la exclusiva…», explicó preocupada.