María Jesus Ruiz y su novio, Julio Ruz
María Jesus Ruiz y su novio, Julio Ruz - GTRES

SupervivientesLos frentes que María Jesús Ruiz tiene abiertos en España

Julio Ruz ha sido acusado por supuestas infidelidades a la ex Miss España mientras ella se encontraba en Honduras

Sofía Suescun ganadora de Supervivientes 2018

ABC
MadridActualizado:

Se suele decir que la distancia es el peor enemigo de una relación y esto no va a ser diferente en el caso de María Jesús Ruiz y Julio Ruz. Tras su expulsión de Supervivientes, la ex Miss España llegó al plató del programa donde Jorge Javier la esperaba con unos vídeos algo incómodos: unas imágenes con las que se acusan a su pareja de haberle sido infiel durante su paso por la isla.

En ese momento la reacción de Ruiz fue clara, se sentía molesta y su clara reflejaba esa tensión. Pero cuando acabó el bombardeo videográfico, cambió el rosto y ofreció su mejor sonrisa. «Ver esto no es muy agradable, de hecho es muy horroroso, pero de mi se han dicho tantas mentiras y he sufrido tanto este tema que tengo que ver muy mucho las cosas como son. Tendré que verlas de su boca de él, de su mano, de su teléfono y de todas sus cosas», sentenció.

El encuentro de la pareja en el plató de televisión
El encuentro de la pareja en el plató de televisión - GTRES

Días después, con calma y su vuelta a la realidad en Madrid, ha vuelto a ratificar su postura para defender al padre de su hija: «Credibilidad ninguna». Con un vestido de lunares y visiblemente feliz, María Jesús confía en su pareja.

Sin consentimiento

María Jesús se ve sola ante esta situación porque sus padres, aunque obviamente quieren y apoyan a su hija, no apruban su relación. Fue precisamente su madre la que incendió este debate al declarar que no estaba de acuerdo con el futuro enlace de su hija y Julio Ruz.

La exconcursante tiene ahora que hacer frente a todos los comentarios entorno a su noviazgo, pero ella, fiel a su corazonada y desoyendo lo que dice su madre, asegura que «hay una mano negra» que les pretende hacer daño. «Yo te amo incondicionalmente y confío en ti sobre todas las cosas», zanjó.