Britney Spears y Sam Asghari, su novio
Britney Spears y Sam Asghari, su novio - GTRES

El preocupante aspecto de Britney Spears tras permanecer un mes en un centro de salud mental

Los médicos han tenido que diseñar un nuevo cóctel de medicamentos para estabilizar a la cantante, quien ha sufrido mucho con la enfermedad que padece su padre

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Desde que hace un mese decidió voluntariamente ingresar en un centro de salud mental, no se ha sabido nada de Britney Spears. La intérprete quiso «tomarse un descanso» de treinta días, que es lo que dura la terapia, para gstionar sus problemas de ansiedad, derivados de la enfermedad que sufre su padre, Jaime Spears, quien sufre problemas en el intestino y el colon. Tal y como cuenta el portal «TMZ», a la cantante, que siempre ha estado muy unida a su padre, le cuesta mucho afrontar y asumir que su padre padece una enfermedad que es irreversible.

Ver esta publicación en Instagram

I wanted to say hi, because things that are being said have just gotten out of control!!! Wow!!! There’s rumors, death threats to my family and my team, and just so many things crazy things being said. I am trying to take a moment for myself, but everything that’s happening is just making it harder for me. Don’t believe everything you read and hear. These fake emails everywhere were crafted by Sam Lutfi years ago... I did not write them. He was pretending to be me and communicating with my team with a fake email address. My situation is unique, but I promise I’m doing what’s best at this moment 🌸🌸🌸 You may not know this about me, but I am strong, and stand up for what I want! Your love and dedication is amazing, but what I need right now is a little bit of privacy to deal with all the hard things that life is throwing my way. If you could do that, I would be forever grateful. Love you ❤️❤️❤️

Una publicación compartida de Britney Spears (@britneyspears) el

Las crisis de ansiedad que sufrió Britney hace un mes y que le llevaron a ingresar en el centro, han tenido que ver con un desajuste en su medicación. Cuando comenzó a tener problemas en su salud mental, los médicos consiguieron estabilizarla diseñando un cóctel de medicamentos que ahora le habían dejado de hacer efecto. Durante su estancia este mes en el centro, se ha reajustado esa medicación para que siga haciéndole efecto.

Este proceso ha sido duro para ella porque primero los médicos tuvieron que quitarle la medicación que estaba tomando, algo que lleva su tiempo y que no se puede hacer de un día para otro para que no produzca un efecto rebote que llevase a Britney a autolesionarse o a querer quitarse la vida. Cuando comenzó con la nueva medicación, hubo varios errores en las dosis que le provocaron fuertes episodios de inestabilidad, que llevaron a Britney a no querer seguir con el tratamiento.

Ahora Britney está en la recta final del tratamiento y se espera que le den el alta la semana que viene. Por eso recibió el pasado domingo el beneplácito de los médicos para salir un día del centro psiquiátrico. Aunque parece que la cantante se ha recuperado y que responde bien a la nueva medicación, «TMZ» ha publicado unas imágenes del pasado domingo, cuando Britney salía del Hotel Montage en Beverly Hills, donde pasó el día con Sam Asghari, su novio.

Ver esta publicación en Instagram

Britney Spears got an Easter day pass and was seen leaving the Montage hotel with boyfriend Sam Asghari. #tmz #britneyspears #easter #beverlyhills 📷 Backgrid

Una publicación compartida de TMZ (@tmz_tv) el

Estas primeras imágenes han impactado mucho a sus seguidores, ya que la cantante salía del hotel muy despeinada, dando tumbos y con la mirada completamente perdida. También llamó la atención que con ella no estuvieran sus hijos, Sean (13) y Jayden (12). Los jóvenes, según publicó el «Daily Mail», viven a caballo entre casa de su padre, Kevin Federline, y la de Britney, donde ahora mismo se hace cargo de ellos una institutriz mientras ella se recupera.

No es la primera vez que Spears se ha visto obligada a lidiar con un problema de salud mental, pero en todas sus crisis ha tenido el apoyo de su familia. Sobre todo de su padre, quien en 2007 se convirtió en su tutor y se hizo cargo de sus finanzas cuando tocó fondo y las autoridades le quitaron la custodia de sus dos hijos. Quien también ha sido un gran apoyo para ella ha sido su hermana, Jamie Lynn Spears. Kevin Federline también ha elogiado en varias ocasiones la fuerza de voluntad de Brtiney por priorizar su salud mental para que el resto de aspectos de su vida pudieran ir bien.

Sam Asghari esta siendo uno de sus grandes apoyos. Ha estado muy pendiente de ella durante todo este tiempo y aplaudió su decisión de ingresar en un centro. La fortaleza de Britney es muy grande, y así lo expuso en su cuenta de Instagram: «No es una debilidad. Es un signo de fuerza absoluta, la gente solo debería inspirarse en esto».