El drama del duque de Arjona

Cayetano Martínez de Irujo: «Vi la muerte»

El hijo de la duquesa de Alba reaparece más delgado tras sus dos graves operaciones para presentar los nuevos productos gastronómicos de la Casa de Alba

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Cayetano Martínez de Irujo ha reaparecido este martes durante el acto en homenaje a la duquesa de Alba y la presentación de los nuevos productos gastronómicos de la Casa de Alba. El acto estaba programado para el día 10 de diciembre, pero finalmente tuvo que ser atrasado debido al ingreso hospitalario del conde de Salvatierra y su posterior recuperación. «Me encuentro regular, pero yo soy duro, había que hacer esta presentación, no podía salir al mercado sin presentarlo conmigo. Mi madre no podía salir a la calle sin este homenaje y este impulso», ha explicado el aristócrata, visiblemente más delgado tras sufrir una severa obstrucción intestinal.

Esta ha sido la primera vez que hemos podido ver a Cayetano después de sus dos graves operaciones quirúrgicas. El duque de Arjona fue intervenido de urgencia en Sevilla el pasado 10 de noviembre debido a una obstrucción gastrointestinal. Días más tarde tuvo que ser trasladado a la Clínica de la Luz en Madrid, donde se sometió a una segunda operación a manos del prestigioso doctor Enrique Moreno.

«Menos mal que estaba el doctor Moreno. Me dijeron que si llego seis u ocho horas más tarde hubiera sido irrecuperable. Habría tenido una infección en los órganos y se habría pasado a la sangre. Yo pensaba que me estaba muriendo, tenía alucinaciones», ha revelado durante la presentación de los productos gastronómicos. «La semana de Sevilla ha sido la peor que he pasado en mi vida porque me estaba muriendo literalmente. Si me quedo allí me muero y si me espero seis horas más hubiera tenido secuelas de por vida», añadía.

Su exmujer, Genoveva Casanova, es quien ha estado a su lado en estos momentos tan difíciles. «Me llevó al hospital en Madrid y directamente me fui al quirófano. A partir de ahí 11 horas de operación y dos semanas con mucho sufrimiento. Me ha costado recuperarme porque vi la muerte», ha admitido. Martínez de Irujo todavía tiene una infección y este martes ha sido el segundo día que ha podido salir a la calle. «Salgo a dar paseos, pero ha sido una cosa que me ha dejado bastante impactado».