Arnaldo Otegi, este martes en Elgoibar
Arnaldo Otegi, este martes en Elgoibar - AFP

Otegi pone al secesionismo catalán como ejemplo: «Están dando una auténtica lección de lo que hay que hacer»

El secretario general de Sortu arenga a la «izquierda abertzale» en Elgoibar horas después de dejar la cárcel

ELGOIBARActualizado:

Arnaldo Otegi ya ejerce de líder de facto de la «izquierda abertzale”. El por el momento secretario general de Sortu, que esta mañana dejó la cárcel de Logroño tras cumplir seis años y medio de condena por intentar refundar Batasuna, filtró al «New York Times» que quiere optar a lendakari en representación de Bildu, a pesar de estar inhabilitado para ejercer cualquier cargo público hasta 2021, ha aprovechado el recibimiento que los suyos le han tributado en su localidad natal, Elgoibar (Guipúzcoa), para lanzar varias arengas en un momento en que su formación vive una de sus horas más bajas. De nuevo, eso sí, ha eludido pronunciarse en público sobre una eventual candidatura en las elecciones autonómicas vascas.

Otegi, quien ha subido al escenario habilitado en la plaza de Elgoibar acompañado de su familia entre gritos de «independencia» y consignas a favor de los presos etarras, ha aprovechado la presencia de representantes de Esquerra y las CUP para dejar claro cuál es su modelo a seguir en sus aspiraciones secesionistas, al indicar que están dando una «auténtica lección de lo que hay que hacer».

Tras un nuevo «aurresku (baile tradicional) y la colocación de la boina o «txapela», durante su alocución ha animado así a sus compañeros de filas: «Ahora toca ganar. Toca pelear las condiciones que hagan posible la convivencia, la paz, sí, pero la libertad también». Pero ha advertido: «Todavía queda mucho camino por recorer. No va a ser fácil».

Otegi ha apelado a la «autocrítica», pese a que para «algunos», en alusión velada a los duros de la «izquierda abertzale», sea un «signo de debilidad». Pero ha advertido de que no están dispuestos a hacer esa autocrítica porque lo pidan «las castas de Madrid». «Tenemos un compromiso con este pueblo, el único juez aceptmos es este pueblo», ha proclamado.

«Las únicas puertas giratorias de los independentistas son las cárceles españolas», ha afirmado en otro punto de su alocución, en el que también ha empleado en más de una ocasión el término «castas», puesto de moda por Podemos. «Quiero congratularme de que haya mucha gente que vivia con escoltas, que vivia acosada según decían ellos, que hoy puedan vivir en paz y libertad. Me alegro sinceramente por ellos», ha dejado caer el dirigente «abertzale» en su intervención.

Tampoco ha dejado pasar la ocasión de responder a la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, quien recordó que es un «terrorista condenado». «Le he oído decir que soy un terrorista peligroso y que donde mejor estoy es en la cárcel», ha ironizado Otegi, quien ha empleado como réplica la letra de una canción del grupo radical «Los Chikos del Maíz»: «Terrorismo es Manuel Fraga Iribarne asesinando trabajadores en Vitoria».

Acto seguido, ha recalcado que la frase no es suya. No en vano, el juez Velasco ordenó a la Policía vigilar tanto este acto como el celebrado ante la cárcel de Logroño para controlor si se producían delitos de apología del terrorismo.