Bildu presidirá una comisión de Derechos Humanos en las Juntas de Guipúzcoa

La mesa está destinada entre otros ámbitos a «consolidar la convivencia ciudadana» tras el fin del terrorismo

BilbaoActualizado:

La vida tiene destellos de ironía. El mismo día que el Ayuntamiento de Ermua honraba la memoria de Miguel Ángel Blanco, EH Bildu, partido que todavía no ha condenado la actuación de ETA, ha obtenido la presidencia de una de las comisiones ordinarias más simbólicas de las Juntas Generales de Guipúzcoa. Concretamente, de la de Derechos Humanos y Cultura Democrática, que será regida por el soberanista Joxemari Carrere Zabala. En total, el órgano legislativo de la provincia ha constituido hoy 12 mesas, encargadas de debatir sobre cuestiones concretas de su ámbito competencial.

Las Juntas Generales acordaron ayer la composición de cada una de las comisiones ordinarias, que en su mayoría estarán presididas por el PNV, partido que resultó vencedor en las pasadas elecciones del 26 de mayo. Los nacionalistas estarán al frente de cinco de ellas, entre las que se encuentran las relativas a Promoción Económica, Turismo y Medio Rural, Proyectos Estratégicos, y Políticas Socialistas. El PSE, por su parte, dirigirá otras tres —Cultura, Cooperación, Juventud y Deportes; Movilidad y Ordenación del Territorio; y Medio Ambiente y Obras Hidráulicas—.

Los partidos han acordado entregar la presidencia de las comisiones en función a los resultados de las pasadas elecciones, en las que la coalición soberanista se erigió como segunda fuerza. De esta forma, a EH Bildu le han correspondido cuatro áreas: Gobernanza, Igualdad Lingüística, Igualdad de Mujeres y Hombres y Derechos Humanos y Cultura Democrática. Chirría especialmente que los batasunos hayan obtenido el control de esta última, una de las de mayor peso en la Diputación Foral, destinada entre otros ámbitos a consolidar la convivencia ciudadana tras el fin del terrorismo.

Así las cosas, la coalición soberanista tomará el mando de las comisiones relacionadas con el ámbito del euskera, la igualdad y los derechos humanos, mientras que la coalición de Gobierno que conforman PNV y PSE se encargará de las políticas sociales y las directrices económicas y culturales. Ni PP ni Podemos presidirán ninguna mesa. Además, solo contarán con un representante en cada una de ellas, de forma que nacionalistas y socialistas dispondrán siempre de mayoría.

El lobo y las ovejas

Cada una de las mesas estará formada por un total de 13 miembros, que a lo largo de la próxima legislatura tendrán la tarea de estudiar diferentes asuntos o cuestiones que se encuentren dentro de sus límites que competenciales. Estos concuerdan a su vez con el ámbito de actuación de los Departamentos de la Diputación Foral. En este sentido, la comisión se reunirá para estudiar y elaborar informes que serán aprobados por mayoría simple.

¿Qué implica que sea EH Bildu quien presida la comisión de Derechos Humanos? Según una voz autorizada de la Cámara, este hecho tiene dos significados. El primero de ellos es político, dado que situar a un radical al frente de la mesa «es como poner al lobo a dar lecciones de cómo tratar con las ovejas».

La misma fuente señala sin embargo que, a nivel práctico, dicho nombramiento tiene poco peso, pues el presidente apenas se encarga de establecer el orden del día y de fijar las fechas de la celebración de la comisión. En cualquier caso, reconoce que la próxima será una legislatura difícil en las Juntas Generales de Guipúzcoa.