La imagen del miembro de ETA, 'Antxo' ha estado presente en la carrera
La imagen del miembro de ETA, 'Antxo' ha estado presente en la carrera - Pablo Ojer
Pamplona

Aprovechan una carrera por el euskera para recordar a un miembro de ETA

Un miembro de la ilegalizada Segi ha participado en la carrera el mismo día que salía de la cárcel

PamplonaActualizado:

La ‘Korrika’ es una carrera de relevos que, cada dos años, recorre Navarra, el País Vasco y el País Vasco francés, se supone que para fomentar el euskera. Se suele aprovechar este acto para otro tipo de reivindicaciones. A su paso por Pamplona esta tarde, se ha homenajeado a los presos etarras.

Pero esta carrera, en la que participan miles de personas suele ser aprovechada para realizar reivindicaciones que van más allá de la meramente cultural por un idioma. Además de las continuas banderas que piden el acercamiento de los presos de ETA, a su paso por la comarca de Pamplona esta tarde ha tenido un recuerdo más directo a miembros de la organización terrorista.

Un grupo de personas se ha introducido en la carrera con la foto del miembro de ETA, Xabi Rei ‘Antxo’ a su paso por el barrio pamplonés de San Juan. Nadie ha hecho nada para evitar que la imagen del etarra estuviera en primera fila, justo detrás del testigo que hace el recorrido pasando de mano en mano durante los relevos. Hoy hace justo un mes la Delegación del Gobierno en Navarra prohibió un homenaje que se le pretendía realizar con motivo del aniversario de su fallecimiento. Rei falleció en marzo del año pasado cuando se suicidó en la cárcel gaditana de Puerto III.

De la cárcel

La foto de Xabi Rei no ha sido el único guiño a los etarras durante su recorrido por la comarca de Pamplona. Unos minutos antes, a su paso por la vecina localidad de Barañáin, el testigo ha sido recogido y portado por Xabi Sagardoy ‘Xapo’, un joven que justo esta misma mañana ha abandonado la cárcel de Pamplona donde ha terminado de cumplir una condena de 6 años por pertenencia a banda armada como miembro de Segi, organización ilegalizada por ser el brazo juvenil de ETA.

A su paso por el centro de Pamplona y ya sin la foto del miembro de ETA, el testigo de la ‘Korrika’ ha sido portado también por representantes institucionales como el alcalde y concejales del Ayuntamiento de Pamplona, o parlamentarios del cuatripartito que gobierna en Navarra.