El Santiago Bernabéu, con el centro comercial de La Esquina delante
El Santiago Bernabéu, con el centro comercial de La Esquina delante - RAFA ALBARRÁN

El Real Madrid aplaza un año las obras del Bernabéu por falta de financiación

El club, que sigue a la búsqueda de un patrocinador, ofrece otro año de contrato a los operadores del centro comercial de La Esquina. La licencia de la remodelación del estadio sigue en tramitación

MadridActualizado:

La reforma del Santiago Bernabéu ha entrado en punto muerto. Aunque el inicio de las obras estaba previsto para este verano, aprovechando el año de Mundial, estas no empezarán, como mínimo, hasta la próxima temporada estival. Tanto es así que el Real Madrid aún no tiene la licencia para la remodelación del estadio, un extremo que se traduce en la prórroga de un año que el club le ha ofrecido a los operadores del centro comercial de La Esquina, cuyo contrato de alquiler vence hoy. El motivo de esta nueva demora remite a que la entidad madridista sigue a la búsqueda de un patrocinador que sufrague los 400 millones de euros que cuesta el proyecto.

Este aplazamiento, no obstante, no tiene nada que ver con las exigencias de edificabilidad impuestas en 2012, que fue lo que truncó entonces los deseos del Madrid. La viabilidad de esta reforma, como ha informado ABC, se sustentó en la elaboración de un Plan Especial y no una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que fue el motivo por el que el Tribunal Superior de Justicia (TSJM) paralizó la obra original. La única condición del Gobierno de Manuela Carmena para aprobar el proyecto fue que no se invadiera el espacio público.

Lo cierto es que, a falta del último permiso –aún en tramitación–, la entidad que preside Florentino Pérez ha superado todos los trámites administrativos para la ansiada transformación del templo. Fuentes municipales detallaron a este diario que la licencia de la que dispone es para la demolición de La Esquina, aunque no así para las características torres del estadio. Desde febrero de 2017, el Consistorio ha aprobado progresivamente tanto el nuevo plan, que permite un aumento de altura de entre 10 y 12 metros para la cubierta retráctil, como la urbanización de todo el entorno, que prevé nuevas zonas peatonales y, a largo plazo, un pasillo verde hasta la M-30.

El club madridista dispone de casi todos los permisos del Ayuntamiento, pero sigue a la búsqueda de un patrocinador que sufrague los 400 millones

El problema ahora es que, tras la marcha de International Petroleum Investment Company (IPIC) como patrocinador, el Real Madrid no ha encontrado quien pueda costear una empresa de esta envergadura. Si bien ha llamado a varias puertas en los últimos meses, el resultado ha sido negativo, optando por aplazar las obras hasta nueva orden. No comenzarán ni en el Bernabéu ni en todo el entorno, habida cuenta de que se pactó con la concejalía de Desarrollo Urbano Sostenible que, en cualquier caso, solo se actuaría en el recinto deportivo durante o después de la renovación de sus alrededores, que implican cambios en la Castellana, las calles de Concha Espina, Rafael Salgado y Padre Damián y la plaza de los Sagrados Corazones.

Esta plaza, precisamente, actúa como una especie de punto de inflexión para saber cuándo empezará la reforma. La demolición del centro comercial de La Esquina será uno de los primeros pasos en la remodelación del exterior; aunque ya podría hacerse –es el único permiso de obra del que dispone el club– se retrasará, al menos, un año. En este lugar, anexo al estadio, estaba previsto el derribo de la superficie y la construcción de una zona peatonal y ajardinada de 6.000 metros cuadrados, manteniendo bajo rasante el aparcamiento privado. El final de la presente temporada era el momento ideal para esta labor, como se dijo desde el principio, por haber Mundial y acortarse el calendario deportivo. La intención era empezar ahora y avanzar, escalonadamente, hasta 2022.

Nueva prórroga

Según han detallado a ABC varios de los operadores que habitan en el centro comercial, el administrador Larry Smith –el Real Madrid es el propietario– les ofreció esta semana una prórroga de un año para seguir en el centro, tras vencer el contrato de arrendamiento a fecha de 31 de mayo; algunos han firmado y otros esperan hacerlo próximamente.

Esta es la tercera vez que ocurre en apenas unos meses, después de que en junio de 2017 hicieran lo propio en idénticas circunstancias. Entonces, tras acabarse el contrato, se pactó una renovación de seis meses, hasta el 31 de diciembre. Tras esto, puesto que las obras no van a desarrollarse mientras haya competición, se alargó otros cinco meses, hasta ahora. Algunos de los inquilinos, no obstante, optaron por mudarse y no renovar sus acuerdos.

Este espacio comercial, de 4.869 metros cuadrados, dispone de 46 locales, de los cuales muchos están vacíos, reflejo de su pérdida de atractivo. Actualmente destacan el supermercado La Plaza Día, la zapatería Antonio Parriego o la Arrocería La Esquina del Bernabéu, entre otros.