Carmona y Susana Díaz en una imagen de archivo
Carmona y Susana Díaz en una imagen de archivo - EFE

Quién es quién en las tres familias del PSOE madrileño

Comienza la campaña de primarias de los socialistas y los miembros de la dividida federación de Madrid reparten sus apoyos entre Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López

MadridActualizado:

La unidad interna nunca ha sido el fuerte del PSOE y menos aún en su federación madrileña, que afronta desde hoy —como el resto de agrupaciones regionales socialistas— el inicio oficial de la campaña de la que saldrá su nuevo secretario general. Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López son los candidatos tras reunir los avales necesarios y en Madrid, numerosos políticos de primera fila ya se han posicionado a favor de unos u otros.

A la hora de votar da igual ser concejal en el Ayuntamiento de Madrid, diputado en la Asamblea, líder de alguna agrupación de barrio o simplemente militante de base. Todos los votos valen lo mismo aunque nunca está de más, al menos para ganar algún apoyo de última hora, contar con caras conocidas o mediáticas entre los fieles de tu candidatura.

Causapié y los «tomasistas» con Susana

Purificación Causapié, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, sorprendió a propios y extraños cuando, una vez descifradas las tres candidaturas socialistas, decidió dar su apoyo en estas primarias a Susana Díaz en lugar de ser fiel a Pedro Sánchez, quien unos meses atrás le dio la portavocía municipal tras destituir a Antonio Miguel Carmona.

Curiosamente, el televisivo político también está del lado de la presidenta andaluza en estos comicios, igual que otros socialistas madrileños que, en su día, pertenecieron —como Carmona— al círculo de confianza del antiguo secretario general del PSOE-M, Tomás Gómez. Este es el caso de Juan Segovia, que estuvo llamado a ser el sucesor de Gómez pero que perdió las primarias en Madrid con Sara Hernández; o Maru Menéndez, secretaria de Organización en la región en la época de Gómez. Carla Antonelli, diputada en la Asamblea de Madrid o el senador José Cepeda también cierran filas con Díaz.

Simancas, Benito y Sara Hernández con Patxi

En el equipo de Patxi López figuran dos nombres que seguro que no gozan de muchas simpatías entre los «tomasistas». Se trata de un representante de la «vieja guardia» como Rafael Simancas, que encabezó la gestora que relevó a Gómez para dirigir a los socialistas madrileños, y Sara Hernández, actual secretaria general y alcaldesa de Getafe. Curiosamente ambos, del agrado de la dirección «sanchista» durante su etapa en Ferraz, tampoco han repetido al lado de quien fuera su líder meses atrás.

Sara Hernández, en un míntin de 2015 con Pedro Sánchez
Sara Hernández, en un míntin de 2015 con Pedro Sánchez - ÓSCAR DEL POZO

En las filas del antiguo lendakari socialista también se distinguen otros nombres relevantes del socialismo madrileño como es el caso de Ignacio Benito, edil del PSOE en el Consistorio de la capital; el de Enrique Rico, actual secretario de Organización del PSOE-M; o el de la diputada, Carlota Merchán, que curiosamente ocupó el escaño que dejó Pedro Sánchez en el Congreso.

Viondi, González y Silva con Pedro

Aunque Sánchez no cuenta con caras tan conocidas que le apoyen en Madrid como las otras dos candidaturas, únicamente ha conseguido 500 avales menos que Susana Díaz, la más avalada, en la región. Esto se ha sustentado en los numerosos apoyos de base con los que cuenta en las agrupaciones madrileñas, que acompañan a los de otros socialistas algo más conocidos. Este sería el caso del concejal en Cibeles, Ramón Silva, o del diputado en la Asamblea, Daniel Viondi.

Pese a la división y algún que otro «enganchón» en las redes sociales, fuentes socialistas señalan que la relación entre los miembros de las diferentes familias no es mala pese a los comicios. Aún así, también es cierto que, en el caso de tensarse y a tenor de experiencias pasadas, las dificultades en la convivencia llegarán tras las votaciones, cuando una u otra facción se imponga a las demás y tenga que decidir sobre el futuro de los perdedores.