Sucesos

Incrementan la vigilancia en los entornos de colegios de Las Rozas

El temor en la zona a un nuevo intento de secuestro lleva a Guardia Civil y Policía a redoblar su presencia

MADRIDActualizado:

El miedo se ha instalado en determinados puntos de Las Rozas (y también de localidades cercanas) después de que un menor denunciara un intento de secuestro el pasado jueves a la entrada del colegio. Por ello, las Fuerzas de Seguridad de esa zona han decidido incrementar su presencia. Tanto la Guardia Civil como la Policía Local han redoblado la vigilancia en los centros escolares. No se trata, indican las fuentes consultadas, de que exista un riesgo real ;sino que, más bien, se responde así a la demanda de más seguridad subjetiva entre la población.

De hecho, el Logos International School de Las Rozas es uno de la veintena de centros que cada día son cubiertas sus entradas y salidas, tanto por la mañana como por la tarde, por parte de los agentes. Es la práctica totalidad para un municipio con unos 25 colegios.

Otro dato:durante 2017, el Ayuntamiento roceño, a través de su Policía Local, realizó casi 6.000 puntos actuaciones en este sentido. Es un servicio que se presta desde hace siete años. Por eso extraña que alguien se atreviera el día 8, a las nueve de la mañana y cuando la exclusiva urbanización Molino de la Hoz es un atasco continuo de coches que acuden al Logos, alguien se atreviera a intentar llevarse a un chaval de apenas 14 años.

De cualquier modo, el Equipo de Policía Judicial del puesto principal de Las Rozas da credibilidad tanto al testimonio del chaval, vecino del pueblo, como de su madre. Ambos denunciaron a mediodía del jueves en el cuartel. Explicaron cómo ella le condujo en coche hasta el centro y, una vez le dejó dentro, el chico se dio cuenta de que se había olvidado un libro que necesitaba. Salió a pedírselo a su madre.

«Ven conmigo, niño»

Pero lo que se encontró, según su relato a los agentes, fue a un tipo en una furgoneta roja que le dijo: «Ven conmigo, que te llevo con tu madre», a la par que lo agarraba por un brazo, con intención de llevárselo. El chico se negó, logró zafarse de su presunto captor y corrió hacia el Logos. Allí pidió ayuda y explicó lo que le acababa de ocurrir. La madre fue avisada, regresó y llamaron a la Guardia Civil.

Los investigadores del Instituto Armadoya han comenzado a visionar las imágenes captadas por las cámaras de seguridadde la colonia, que son numerosas. Se trata de horas y horas de grabación, relataron ayer fuentes del caso, que también recordaron que se está recabando testimonios de vecinos por si alguien vio algo extraño o recibió un paquete o carta por mensajería privada entre las 8 y las 10 de la mañana. El presunto intento de secuestro fue sobre las 9.

Desde entonces, son numerosos los bulos que han corrido sobre casos similares en localidades como Torrelodones y El Molar.