Un traje de un prisionero del campo de concentración, expuesto en «Auschwitz, no hace mucho. No muy lejos»
Un traje de un prisionero del campo de concentración, expuesto en «Auschwitz, no hace mucho. No muy lejos» - MAYA BALANYÁ

La exposición sobre Auschwitz seguirá en Madrid hasta el 3 de febrero

Estará más de un año consecutivo en el centro de arte Canal, donde hasta hoy la han visitado ya más de 450.000 personas

MADRIDActualizado:

La exposición «Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos» prorroga su estancia en Madrid hasta el 3 de febrero de 2019. Cumplirá de este modo más de un año consecutivo en el centro de arte Canal, donde llegó en diciembre de 2017. Hasta la fecha, la han visitado ya más de 450.000 personas.

La exposición recoge cientos de objetos que fueron utilizados o propiedad de prisioneros del tristemente célebre campo de concentración nazi: desde ropa, maletas o gafas, a uniformes del campo, una litera o un barracón de los utilizados realmente, junto con un vagón de tren de los que fueron usados para transportar a los prisioneros hasta el campo.

Organizada por el Canal de Isabel II, Musealia y el Museo Estatal de Auschwitz Birkenau, colaboran también en ella más de 20 museos, instituciones y colecciones privadas.

Desde sus inicios, la exposición ha sido un éxito completo de público, con unos 1.750 visitantes diarios y más de 2.500 en fines de semana. En ella se hace un recorrido por el campo de exterminio, en el que murieron 1,1 millones de personas. Según explicaron fuentes de la organización, en esta nueva prórroga -la segunda que se hace, tras la que prolongó su estancia desde el pasado junio hasta el 7 de octubre-, está previsto incorporar nuevos objetos, que vendrán de la Casa de Anna Frank, en Amsterdam.

En este nuevo periodo de la exposición, continuará habiendo entradas gratuitas para centros escolares, como ha habido en estos meses, dado el carácter de la muestra y la importancia de que los más jóvenes conozcan este periodo tan negro de la historia contemporánea.

Esta será la última prórroga posible de la muestra, ya que una vez finalizado su tiempo en Madrid, la exposición iniciará una gira internacional que la llevará por varios países de todo el mundo. En España, la capital va a ser su única parada.