Mauricio Valiente, y el historiador Fernando Hernández durante la presentación del informe
Mauricio Valiente, y el historiador Fernando Hernández durante la presentación del informe - AYUNTAMIENTO

La demagogia de Mauricio Valiente sobre los 335 «chequistas» que incluirá el memorial de La Almudena

El edil de Ahora Madrid no reconoce los crímenes perpetrados por un centenar de fusilados en la posguerra que aparecerán en los 2.934 nombres de víctimas del franquismo que serán homenajeados en el cementerio madrileño

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El tercer teniente de alcalde de Madrid, Mauricio Valiente, no ha reconocido que en el listado que ha elaborado el grupo de investigadores, contratado para determinar los 2.934 nombres del memorial de fusilados en el cementerio de La Almudena entre 1939 y 1944, hay 335 personas que participaron en checas durante la Guerra Civil. La información, que ABC solo se ha limitado a contrastar con el riguroso estudio de Manuel García Muñoz –miembro, por cierto, del comité de expertos pagado por el consistorio–, refleja el grueso homenaje que Ahora Madrid pretende hacer incluyendo en una misma placa a personas sobre las que pesan actos criminales durante la Guerra Civil –al menos 134 de esos «chequistas», recogidos en el libro «Los Fusilados» por el citado autor– y a víctimas del franquismo que fueron fusiladas sin otra culpa que la defensa legítima de sus ideas.

Todos, sin distinción, fueron víctimas a tenor de los historiadores de la revancha y los juicios sumarísimos sin ninguna garantía legal que se produjeron en la posguerra. Todos, sin distinción, pretenden ser equiparados por el Ayuntamiento de Madrid en el homenaje, independientemente de los actos de lesa humanidad, reconocidos por distintas fuentes históricas consultadas por este diario y amnistiados en por ley en 1977, que cometieran. Valiente, que dirige la Oficina de Derechos Humanos y Memoria, ha hecho una lectura demagógica de la información criticando en las redes sociales a este medio de «legitimar ejecuciones sumarísimas de una dictadura y apoyarse en confesiones obtenidas bajo tortura y represión generalizada para denigrar a las víctimas». Nada más lejos de la realidad denunciada ni de lo recogido en el trabajo de uno de sus investigadores de referencia del proyecto de memorial, García Muñoz, en el que se recoge la violencia sectaria en Madrid, tanto en los años de la Guerra Civil como en la posguerra. Sus palabras han sido tachadas de «demagógicas» y «carentes de fundamento» por edil del PP, Pedro Corral.

Valiente ha acusado directamente al PP de «meterse en charcos» y «buscar argucias para perpetuar la falta de reconocimiento oficial a las víctimas del franquismo». «Si tú o tu partido hubierais hecho algo durante vuestro gobierno tendríais algo de credibilidad», ha criticado el tercer teniende de alcalde. «A Santiago Aliques, el segundo de Felipe Sandoval en la checa Cine Europa, retratado por Preston como un criminal, no le habríamos reconocido jamás, pero al alcalde Redondo Aceña, fusilado también por Franco, le pusimos una calle en el 2000. ¿Ves la diferencia? Ojalá que estemos de acuerdo.», ha respondido Pedro Corral en Twitter a las acusaciones de Mauricio Valiente.

Además del grueso homenaje a los fusilados en el cementerio de La Almudena, el consistorio ha aprobado recientemente la instalación en abril de la exposición «No pasarán. 16 días. Madrid 1936». En ella, la Oficina de Derechos Humanos y Memoria, dirigida por Mauricio Valiente, solo ha reservado 3,45 metros cuadrados de los 166 (solo un 2% del total) que ocupará la cartelería de la muestra a explicar las sacas y matanzas que se produjeron en las cárceles republicanas al inicio de la contienda.