Agentes de la Guardia Civil analizan las causas del fuego en el depósito
Agentes de la Guardia Civil analizan las causas del fuego en el depósito - CEDIDA
GALICIA

Un voraz incendio calcina medio centenar de coches en el puerto vigués de Bouzas

Los vehículos estaba listos para comercializarse. Las pérdidas se estiman en 1,5 millones. Se cree que el lanzamiento de unos fuegos artificiales ocasionó el suceso

SantiagoActualizado:

Un voraz incendio en un depósito de coches ubicado en el puerto de Bouzas (Vigo) aguó la noche del viernes a los asistentes a los festejos del municipio. Todo empezó con un fuego en uno de los vehículos, listos para comercializarse, que de inmediato se propagó hasta afectar a más de medio centenar de unidades. Dieciséis de ellos quedaron totalmente calcinados pese a la rápida actuación de los efectivos de Bomberos y el resto sufrieron daños de consideración que impiden su salida al mercado. Según las cifras que maneja la Autoridad Portuaria, los daños generados por el fuego rondan el millón y medio de euros, teniendo en cuenta que el valor de cada uno de los coches afectados se acercaba a los 30.000 euros.

Sobre el origen de las llamas, la máxima autoridad del puerto, Enrique López Veiga, apuntó directamente a los pirotécnicos de las fiestas de Bouzas, explicando que «ellos mismos reconocieron» ante los servicios y fuerzas de seguridad que «fue el lanzamiento de bombas de palenque las causantes» del siniestro. Esta hipótesis se vería reforzada por la aparición en el depósito de los vehículos que ardió de numerosas varillas liberadas tras la explosión de los fuegos artificiales en la explanada que ardió. Profundizando en cómo acontecieron los hechos, el presidente de la Autoridad Portuaria asegura que los artificieros se metieron dentro de la terminal en un «terreno peatonal» con acceso «restringido», a «20 metros de los coches», y empezaron el espectáculo pirotécnico. «Con tan mala fortuna» que el «viento» arrastró las varillas de las bombas hacia los automóviles y «prendieron fuego». Además, López Veiga insiste en que los responsables de la pirotecnia «no tenían ningún permiso para estar allí». Por eso y por «su actitud intolerable», el puerto asegura que «emprenderá acciones legales» contra ellos, ya que «las personas que manejan este tipo de material, saben que no pueden utilizarlo a 20 metros de automóviles».

Un seguro de dos millones

Acerca de los importantes daños ocasionados por las llamas —que tardaron una hora en ser controladas por los Bomberos— López Veiga señaló que existe un seguro (bien a nombre de la comisión de fiestas o a nombre de la empresa pirotécnica) que cubre «pérdidas de hasta dos millones de euros». Por el momento todas las hipótesis están abiertas y la investigación de la Guardia Civil sigue su curso, aunque la Autoridad Portuaria ya confirmó que también abrirá un expediente sancionador a los causantes de las llamas. Ante la gravedad de los hechos, la directiva de la comisión de fiestas se reunió de urgencia con los bomberos de la localidad para implementar posibles medidas de seguridad de cara a las siguientes jornadas festivas.