Agentes de la Guardia Civil en el incendio de Toques
Agentes de la Guardia Civil en el incendio de Toques - EFE
GALICIA

El hombre calcinado en el incendio forestal de Toques pudo ser asesinado

Se investiga si alguien lo golpeó hasta morir y después originó el fuego

SantiagoActualizado:

Las pesquisas por el hallazgo del cadáver de un hombre el pasado jueves en un incendio en Toques (La Coruña) han dado un drástico giro en las últimas horas. Frente a las hipótesis iniciales de trabajo, que señalaban una muerte accidental a causa de una explosión fortuita en su vehículo, gana fuerza ahora la posibilidad de que el fallecido hubiese sido víctima de un asesinato. Según algunas fuentes señalan, el cadáver presentaba un fuerte golpe en la cabeza que pudo resultar fatal, además de diferentes magulladuras por todo el cuerpo.

Sin embargo y, consultada al respecto de esta posibilidad, la subdelegada del Gobierno en la provincia, Pilar López Riobóo, se mostró cauta ayer. «Los investigadores del Instituto Armado trabajan en varias líneas, incluida la posibilidad de que el hombre falleciese de manera violenta» indicó para matizar que no se descarta ninguna otra opción, como la explosión accidental del coche o que el hombre fuese sorprendido por las llamas cuando circulaba en su vehículo por la pista donde fue localizado por un guardia forestal.

Acerca de las respuestas que los investigadores esperan obtener del cuerpo, la subdelegada aclaró que todavía no se ha presentado el informe de la autopsia practicada sobre el cadáver, cuya identidad tampoco ha sido desvelada a falta de que concluyan las pruebas de ADN. En cuanto al estado del cuerpo, la responsable apuntó que estaba «prácticamente carbonizado», lo que provocará que los resultados del ADN «se demoren un poco más de lo normal en estos casos».

¿Coincidencia o plan?

Aunque sin ningún tipo de confirmación, algunos vecinos de una localidad cercana alertaron de que el fallecido podría ser un hombre dedicado a las plantaciones y a la limpieza de jardines que dejó de contestar al teléfono coincidiendo con el incendio. Un enigma sigue siendo también si —en caso de que el fallecido hubiese sido asesinado— su muerte tuvo algo que ver con el incendio forestal o se trató de una coincidencia temporal.

Las estimaciones del departamento do Medio Rural revelaron que el incendio forestal arrasó unas 35 hectáreas de monte y se necesitaron más de doce horas para extinguirlo. Ahora, agentes de la Policía Autonómica y de la Policía Judicial trabajan mano a mano para esclarecer las causas del fuego y dilucidar si alguien pudo haberlo causado para ocultar un supuesto crimen.