Fuerte oleaje en Oia, Pontevedra
Fuerte oleaje en Oia, Pontevedra - SALVADOR SAS/EFE
Temporal

La borrasca Félix deja más de 150 incidencias en toda la Comunidad

En el municipio orensano de Carballeda de Valdeorras se han medido ráfagas de 136,8 km/hora durante la pasada madrugada

SantiagoActualizado:

La lluvia y los fuertes vientos que ha traído consigo la borrasca Félix provocaron este sábado más de 100 incidencias en toda Galicia, aunque ninguna de especial relevancia, tal y como apuntaron a este diario fuentes del 112. En total, el servicio de emergencias tuvo que realizar 155 intervenciones, la mayor marte de ellas causadas por inundaciones de bajos y garajes o por la caída de ramas de árboles en carreteras de la red secundaria. La incidencia más reseñable se registró en el municipio orensano de Verín, donde el desbordamiento del río Támega obligó a cortar unos 900 metros de carretera a la altura del lugar de Vilela. Con todo, el vial pudo reabrirse a primera hora de la tarde.

Según Emerxencias, los municipios más afectados fueron los de Ames, Boimorto, Val do Dubra, Teo y Padrón, en la provincia de La Coruña; y Vigo, Moaña y Vilagarcía de Arousa en la de Pontevedra. Precisamente estas dos provincias fueron las que registraron un mayor número de incidencias, 62 y 56, respectivamente; mientras que en Orense y Lugo las intervenciones no alcanzaron la veintena.

Aunque se espera que lo peor de la borrasca llegue durante la jornada del domingo, la incidencia de Félix dejó durante el sábado marcas como los 136 kilómetros por hora que llegaron a alcanzar las ráfagas de viento en Carballeda de Valdeorras (Orense) o los 20 litros por metro cuadrado que cayeron en la localidad coruñesa de Santa Comba. En cuanto al mar, toda la costa gallega permaneció este sábado en alerta naranja por fuerte oleaje y para este domingo la Aemet ha decidido decretar el aviso rojo por fenómenos costeros en La Coruña y Pontevedra, donde se espera que las olas alcancen los nueve metros de altitud.

Recomendaciones

La Xunta ha recomendado suspender todas las actividades deportivas programadas al aire libre para este fin de semana en las provincias atlánticas. Asimismo ha desaconsejado practicar deportes náuticos o acuáticos y piden que se aseguren los amarres de las embarcaciones. Paralelamente, insisten en la necesidad de alejarse de diques, paseos marítimos y rompientes hasta que la incidencia de Félix se reduzca, previsiblemente en la jornada de mañana.