Feijóo, esta mañana durante su acto en Salvaterra do Miño
Feijóo, esta mañana durante su acto en Salvaterra do Miño - ANA VARELA/XUNTA
GALICIA

Feijóo denuncia un «Pacto del Tinell» a la gallega para que el PP no gobierne ninguna institución

Tellado pide por carta a los socialistas un acuerdo en el que recíprocamente respeten la lista más votada

David Gómez
SANTIAGOActualizado:

El PP insistió ayer que debe gobernar la lista más votada, aunque eso signifique que el partido pierda la alcaldía en el concello de Orense. De esa manera el PP podría retener la Diputación provincial, donde Manuel Baltar está en serios problemas tras no alcanzar la mayoría absoluta, y también gobernar ciudades como Lugo, La Coruña y Ferrol, que serán lideradas por un acuerdo de izquierda. Por ello, tanto el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, como el secretario xeral del partido, Miguel Tellado —que ayer mismo envió una carta al vicesecretario xeral del PSdeG, Pablo Arangüena—, insistieron en esa opción.

Los dos afirman que no han recibido respuesta a su oferta por parte del PSdeG, al que conceden que debería formar gobierno en el Concello orensano al haber ganado las elecciones, pero siempre que Baltar siga en la Diputación, algo «razonable» resultado en mano, según Feijóo. Y si por la mañana pedían «un posicionamiento público» de los de Gonzalo Caballero, por la tarde movieron ficha con esa misiva, de manera que el PSdeG tenga que mojarse. La contrapartida es clara: desde el PPdeG se «comprometen, si el PSdeG también se suma a este acuerdo, a posibilitar el gobierno de la lista más votada». Así el PP gobernaría La Coruña, Ferrol y Lugo, y el PSdeG se quedaría Vigo y Orense.

Feijóo había alertado de una especie de «Pacto del Tinell» (acuerdo de Gobierno en Cataluña entre PSC, ERC e ICV-EUiA, el conocido tripartito que gobernó de 2003 a 2006) en la Comunidad orquestado desde el PSdeG para alejar de los gobiernos al PP.

Pero si esta idea de que se apoye siempre la lista más votada cae (lo que todo parece indicar), se abre una nueva ventana de acuerdos, sobre todo en Orense, donde no está claro quién puede gobernar, ni en Concello ni en Diputación. Los medios insistieron a Tellado sobre la posibilidad de que el PP y Democracia Ourensana pacten hacer alcalde al candidato del partido local, Gonzalo Pérez Jácome, a cambio de que apoye con sus votos a Baltar.

Tellado evitó en todo momento evaluar esta opción, para insistir nuevamente en la idea de un pacto de listas más votadas con el PSdeG, y solo reflejó que las conversaciones con DO son fluidas en el seno de la vida parlamentaria en el concello orensano. De hecho, recordó que los pactos postelectorales no los elige el partido desde Santiago, sino que cada candidato tiene poder negociador sobre su territorio para llegar a acuerdos.

Reproches a Ciudadanos

No solo el PSdeG se llevó los reproches de los mandatarios populares, sino que el BNG y Ciudadanos (que vetó la semana pasada a Baltar) también recibieron buena parte de las críticas del Partido Popular. Principalmente, ante la posibilidad de que estos dos partidos, junto al PSdeG y Democracia Ourensana, acaben llegando a un acuerdo para que los socialistas se lleven la Diputación. Tellado recordó la manifestación que se celebró en la ciudad de As Burgas el pasado viernes para reclamar un cambio en la institución, una concentración «secundada por un número de alrededor de 30 personas, vinculadas fundamentalmente al PSdeG, a las Mareas de Podemos, o como se llamen ahora, y al BNG».

Además, el secretario xeral tiró de las continuas descalificaciones entre Ciudadanos y BNG para criticar que dos partidos tan antagónicos puedan llegar a un acuerdo de tal calibre. Lo hizo además en clave nacional;anteriormente señaló que «la gente no sabe quién manda en Ciudadanos Galicia» y que «si se hace una encuesta, tan solo los periodistas sabréis los nombres de sus responsables».

«[Albert] Rivera tiene difícil explicar que la primera vez que pactan en Galicia no sea con el PP sino con el Bloque», subrayó en una rueda de prensa en O Hórreo, y añadió que a su parecer el partido está «blanqueando un acuerdo con los nacionalistas».

Por otro lado, Tellado recordó que la formación de Ana Pontón llama a los naranjas «extrema derecha antigallega», por lo que se mostró sorprendido de «que esos sean con los que quieren pactar».