Imagen facilitada por la Polícia Nacional y la Guardia Civil de la operación
Imagen facilitada por la Polícia Nacional y la Guardia Civil de la operación
SUCESOS

Detenido por robar 26.900 euros en cinco asaltos a sucursales bancarias de La Coruña

El presunto autor de los atracos accedía a las oficinas armado y con el rostro oculto

Actualizado:

Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a un hombre acusado de atracar con violencia cinco sucursales bancarias localizadas en Miño y distintos puntos de La Coruña. En total, el botín de los asaltos asciende a 26.900 euros. Los cuerpos de seguridad han informado de que en varias ocasiones el detenido entraba en las oficinas oculto bajo una viseara, gafas y armado con pistola.

El primero de los asaltos se produjo el pasado 8 de junio de 2018 en una sucursal de la calle Betanzos de La Coruña. El acusado accedió al interior «ocultando su rostro con una visera y unas fagas» y según relatan fuentes policiales, «esgrimiendo un arma de fuego» para pedir a los empleados «que le entregaran el dinero». Conseguido éste, se dio a la fuga. Entonces se llevó 9.000 euros.

Meses después tuvo lugar otro atraco. Fue el 21 de septiembre. En esta ocasión, el asaltante entró en una sede del polígono coruñés de A Grela, donde se llevó 6.000 euros tras penetrar vestido de forma semejante e igualmente armado con una pistola corta. El 17 de diciembre se produciría el tercero: en la calle Juan Flórez de La Coruña intimidó a la plantilla con la pistola y obtuvo 6.900 euros.

Ya en 2019, el Ministerio del Interior informa de un robo en una oficina de Miño, con 4.000 euros sustraidos. El quinto y último se produjo en la calle San Mateo de la ciudad herculina, en cuyo caso el botín ascendió a 1.000 euros.

Fruto de las pesquisas policiales, tanto Polícia como Guardia Civil llegaron a la conclusión de que detrás de todos los robos se encontraba la «misma persona», tras comprobar tanto su modus operandi, como el arma empleada y sus características físicas. En el desarrollo de la operación, también se llevó a cabo un registro domicilio en el que se intervinieron las prendas y el calzado empleados durante los sucesos.