José Enrique Abuín, alias El Chicle, en una imagen de archivo
José Enrique Abuín, alias El Chicle, en una imagen de archivo - ABC
TRIBUNALES

El Chicle se sentará en el banquillo de los acusados el 10 de abril por el rapto de Boiro

El juicio se celebrará en Santiago y está previsto que dure tres días. Se enfrenta a 15 años de prisión

SantiagoActualizado:

La primera cita del Chicle con el banquillo tras su detención por la muerte de Diana Quer se acerca. Será el miércoles, 10 de abril, cuando José Enrique Abuín se ponga delante del juez para responder por el intento de rapto que protagonizó en las Navidades de 2017 en Boiro, y que precipitó su detención por la muerte de la joven de Pozuelo desaparecida en agosto de 2016. Según han confirmado fuentes del TSXG, el juicio tendrá lugar en los juzgados de la capital gallega y el Chicle, único acusado, declarará durante la primera jornada. Ese mismo día está prevista la testifical de la víctima, que logró salir del maletero en el que Abuín pretendía introducirla, y la de los dos chicos que tras escuchar sus gritos corrieron en su ayuda.

Para blindar la privacidad de la joven a la que Abuín trató, presuntamente, de raptar, el tribunal ha impuesto unas férreas normas que pasan por prohibir la divulgación o publicación de información relativa a la identidad de la víctima, «de datos que puedan facilitar su identificación de forma directa o indirecta, o de aquellas circunstancias personales que hubieran sido valoradas para resolver sobre sus necesidades de protección».

15 años de prisión

Este juicio, que se prolongará durante tres días y contará con el testimonio de agentes y psicólogos, será la antesala del juicio por el crimen de Diana Quer, que se espera para después del verano. Y es que, según la propia instructora de la causa de Boiro indicó en sus conclusiones, el modus operandi entre uno y otro caso son evidentes. El Chicle se enfrenta a una petición de cárcel de 15 años de prisión por los delitos de detención ilegal y agresión sexual en grado de tentativa y de amenazas, robo y lesiones. Además, la fiscal del caso pide una indemnización de 15.000 euros para la víctima, que sufrió lesiones físicas y también psíquicas.

Precisamente, y sobre el estrés postraumático que le diagnosticaron, la joven llegó a publicar en sus redes sociales un mensaje —publicado en exclusiva por ABC— en el que advertía que «poco a poco me estoy recuperando porque esto no va a poder conmigo y voy a luchar a por todas. Solo espero que ese malnacido que me jodió la vida lo pague». En este sentido, será vital la declaración que los psicólogos que la trataron aporten en el juicio.