Diego Brea y otro de los estudiantes que han recibido las becas de la Xunta
Diego Brea y otro de los estudiantes que han recibido las becas de la Xunta - MUÑIZ

En busca del talento emigrado

Cien gallegos en el extranjero han podido retornar este año a la Comunidad y estudiar en una de las tres universidades gallegas gracias a las becas Excelencia Mocidade Exterior

SantiagoActualizado:

La conflictividad social en Venezuela había llevado a Diana Benítez a plantearse en numerosas ocasiones la posibilidad de dejar su país de residencia y trasladarse a Galicia, la tierra de sus abuelos, para avanzar en sus estudios y buscar nuevos horizontes profesionales. Del mismo modo, en el caso de Diego Brea, residente en Sao Paulo pero con familiares en A Estrada, la opción de mejorar su formación en territorio gallego e intentar hacerse un hueco en el mercado laboral de la Comunidad rondaba su cabeza desde hacía tiempo sin llegar nunca a materializarse. Finalmente, tanto ellos como otros 98 estudiantes han podido cumplir este año su deseo de retornar a Galicia para ampliar sus estudios gracias a las becas Excelencia Mocidade Exterior, una iniciativa promovida por la Secretaría Xeral de Emigración de la Xunta que tiene como objetivo captar el talento de los gallegos en el extranjero y conseguir que se asienten en la Comunidad.

«Es algo magnífico, una oportunidad valiosísima, súper emocionante y hasta milagrosa, porque yo estaba deseando poder estudiar un máster aquí», explica Diana Benítez, que con 31 años cursa el máster de Gerontología en la Universidade da Coruña. Para poder acceder a las ayudas, esta estudiante tuvo que acreditar la procedencia de sus abuelos —naturales de Oleiros—, aportar su titulación universitaria y la solicitud de matrícula en los estudios escogidos. «Ellos miran la nota media de tu expediente, la universidad a la que quieres ir y el máster que quieres cursar. Por suerte yo siempre he estudiado muchísimo y además tenía todos los papeles en regla», aclara Benítez.

Con el importe de la ayuda que le fue concedida (unos 11.400 euros, según explica) le fue posible pagar la matrícula del máster, el billete a Galicia y cubrir los gastos en residencia y mantenimiento. Ahora, a la espera de finalizar sus estudios en el mes de junio, espera poder encontrar un empleo que le permita fijar su residencia en La Coruña. «Nos dicen que hay pocas oportunidades de trabajo, pero tal y como está Venezuela me gustaría poder quedarme. Siento que pertenezco a los dos países», concluye.

En el caso de Diego Brea, brasileño de 34 años, las becas Excelencia Mocidade Exterior le sirvieron para aterrizar en la Universidade de Santiago de Compostela (USC) y matricularse en el máster en Tecnologías de Datos Masivos, también conocidas como Big Data. «Llevo diez años trabajando como informático en Brasil y para mí este es un estudio muy novedoso. Los conocimientos en torno al Big Data son cada vez más necesarios en el mundo y estos estudios me están sirviendo para completar mi formación», relata. En su caso, la beca consistió en una primera ayuda de 5.000 euros y una segunda de 2.000 que solo recibirá en caso de aprobar todas las asignaturas del primer cuatrimestre. «Vivo en Santiago y en mi caso la ayuda es suficiente. Viene bien para pagar el viaje, los estudios y un piso de estudiantes», expone Brea. Admite que le «gustaría mucho» poder quedarse en la Comunidad, aunque todo dependerá de si, al finalizar sus estudios, es capaz de encontrar un trabajo relacionado con su profesión.

Cien becas en 2017

En Galicia, un total de cien estudiantes disfrutan ya de las becas de este programa. Este año se recibieron un total de 184 solicitudes, la mayoría — unas 50— de descendientes de gallegos residentes en Venezuela. Otras 38 se corresponden con gallegos nacidos en España que decidieron marchar al extranjero para buscar oportunidades laborales o para ampliar su formación. La titulación con más solicitudes es Dirección de Empresas, que cuenta ya con diez becados en la Universidade de Vigo, doce en la USC y otros tres en La Coruña. No obstante, la gestión ambiental, la ingeniería y la automoción también son áreas muy demandadas por parte de los gallegos que deciden retornar.