El «Furor», esta mañana durante las últimas pruebas de mar
El «Furor», esta mañana durante las últimas pruebas de mar - CEDIDA
ASTILLEROS

La Armada recibirá en poco más de un mes a su barco más moderno

Navantia culmina en Ferrol las pruebas de mar del Buque de Acción Marítima «Furor»

SantiagoActualizado:

A primera hora de la mañana el Buque de Acción Marítima (BAM) «Furor» partía del astillero de Navantia Ferrol para realizar la última prueba de mar. El barco, el más moderno de la Armada española, está prácticamente listo para la entrega, tras superar con éxito el examen de los últimos detalles. El «Furor» es un patrullero polivalente que sirve tanto para control de costas, como lucha contra la piratería o tráfico de drogas. La Armada lo recibirá el próximo 21 de enero.

Durante las pruebas realizadas esta mañana se han comprobado dos aspectos fundamentales, la densidad de la espuma antiincendios y también el sistema de comunicaciones con los helicópteros «amigos». Uno de ellos ha sobrevolado el patrullero, informan fuentes de Navantia. Las pruebas se han realizado a unas 20 millas de la costa ferrolana y culminan el proceso iniciado el pasado mes de septiembre. Durante ese mes el «Furor» salió en cuatro ocasiones al mar y en el mes de octubre se repitieron otras cuatro veces los ensayos. Entre las novedades de este BAM y del que se construye en San Fernando (Cádiz) está que permiten tener la cámara de máquinas desatendida, sin ninguna persona en estas dependencias. «Es el buque más moderno de la Armada, con 40 marineros se controla todo el barco y además incluye muchas mejoras de tipo ecológico», resalta la compañía pública.

El Programa del Buque de Acción Marítima (BAM) surgió ante la necesidad de reemplazar a un conjunto de buques de la Armada española con características muy heterogéneas, dedicados en su mayor parte a tareas de vigilancia y patrullaje, que estaban próximos a finalizar su vida útil. El día 31 de julio de 2006 la Armada española y Navantia firmaron la orden de ejecución para la fabricación de los cuatro primeros BAM. La última de estas unidades fue entregada en 2012. Posteriormente, el 1 de agosto de 2014 se autorizó la construcción de dos unidades más, una en San Fernando y otra en Ferrol. Según Navantia, estos dos últimos barcos han generado «una media anual de empleo de 1350 ocupados, con un valor añadido directo e indirecto para la economía de, aproximadamente, 114,8 millones de euros anuales».

La finalización del «Furor» dejará a los astilleros ferrolanos sin una importante carga de trabajo. En las gradas de Navantia en la localidad gallega se construye actualmente el buque logístico AOR «Supply», encargado por la armada australiana, que ya fue botado el pasado 24 de noviembre. Mientras en Fene se trabaja en las plataformas para la eólica marina, los astilleros ferrolanos siguen a la espera de que se firme la orden de ejecución del otro gran encargo prometido por el Gobierno, la construcción de cinco fragatas F-110 para la Armada española.