Imagen de archivo de una calle comercial de Valencia
Imagen de archivo de una calle comercial de Valencia - ROBER SOLSONA
Política

Horarios comerciales: las grandes superficies de Valencia ya no podrán abrir el domingo 25 de febrero

Las Cortes aprueban el fin de la libre apertura en festivos con la abstención de Podemos y de Ciudadanos y el voto en contra del PP

VALENCIAActualizado:

Uno de los mayores frentes de la Conselleria de Economía durante la presente legislatura ha sido zanjado este miércoles en las Cortes Valencianas con la aprobación del pacto de horarios comerciales. Mediante la modificación de la actual ley, en la que ahora se incluirá este acuerdo -alcanzado el pasado mes de diciembre con las grandes entidades representativas del sector tras dos años de negociaciones-, se cambia el régimen de la apertura de días festivos en la Comunidad. Según fuentes de la conselleria de Economía, será efectivo a partir del próximo 25 de febrero, primer domingo en el que los comercios cerrarán.

La votación en la Cámara únicamente ha recibido los votos favorables de PSPV y Compromís, mientras que Podemos y Ciudadanos han optado por la abstención y el PP por el posicionamiento en contra. Los diputados no adscritos (ex de Ciudadanos) se han alineado con el bipartito.

Las dudas que han presentado los grupos hasta el final han sido tanto por la forma como por el contenido. El texto llegó a las Cortes mediante el procedimiento de lectura única, es decir, sin debate ni posibilidad de presentación de enmiendas. Un método que ha sido criticado por la oposición, la cual ha votado en contra en este punto -pese a que en el caso de Ciudadanos registró en enero la proposición de ley junto al PSPV y Compromís con esta tramitación-, mientras que Podemos se ha abstenido.

La posición de Podemos en el contenido de la propuesta ha sido también la de abstenerse, especialmente debido al incremento de la apertura en festivos en la ciudad de Alicante. En este sentido, el diputado de la formación morada Jordi Alamán ha advertido durante el debate de este miércoles de que los nuevos horarios tendrán en esta zona unos efectos que pueden suponer más «obstáculos» para pequeños comercios y para los trabajadores «precarizando su situación». En su opinión, se trata de «un avance a medias» de la situación que había, por lo que ha reivindicado «una verdadera mejora social y política que se oriente hacia las personas» y que haya un trato que «dignifique a los trabajadores y empresarios».

La libertad horaria, ha señalado, «no supone mayores ventas ni tampoco más contratación», por lo que entiende que el pacto es «un parche» que «no profundiza en la protección a los trabajadores y que no da alternativa para que haya otros acuerdos más beneficiosos».

Desde el PP, el parlamentario José Salas se ha dirigido al conseller de Economía, Rafa Climent, para decirle que están en contra de la «imposición» que supone, a su juicio, llevar a las Cortes esta propuesta, «negando a los partidos, ciudadanos y grupos la posibilidad de presentar enmiendas». Además, ha criticado que el acuerdo «no ha dejado satisfecho a nadie» y tan solo «ha conseguido enfrentar a los comerciantes con sus asociaciones porque no se encuentran representados» y el pequeño comercio «se ve engañado». Este acuerdo llega, según ha remarcado, «por agotamiento de las partes».

Imagen de la votación del pacto de horarios comerciales este miércoles en las Cortes
Imagen de la votación del pacto de horarios comerciales este miércoles en las Cortes - EFE

Por su parte, la diputada de Ciudadanos Rosa García ha justificado la abstención de su grupo en que, aunque «es necesario acabar con el continuo rifirrafe de los horarios», no se entienden «las prisas» con la que se está tramitando esta iniciativa «sin posibilidad de debate». Ha recordado que su partido defiende un marco normativo que incluya la compensación salarial para quienes trabajen domingos y festivos, políticas de conciliación y el derecho al descanso de los trabajadores «al menos un día en fin de semana».

Los partidos del Consell han defendido la propuesta en sus intervenciones. La diputada de Compromís Teresa García lo ha calificado de un «pacto histórico» que ha puesto de acuerdo a 21 asociaciones y permite «cuadrar el círculo». La tramitación por lectura única, ha asegurado, es para «poder aplicarlo lo antes posible». Asimismo, ha resaltado que se trata de un acuerdo «madurado» por el sector, positivo frente a la situación anterior en que el pequeño comercio «veía amenazada su subsistencia» o en lo que representa para la conciliación laboral, que también aporta «seguridad jurídica y garantiza la retirada de los contenciosos entre el sector y la administración».

Desde el PSPV, la parlamentaria Toñi Serna ha reivindicado que esta propuesta «sale de la voluntad y decisión» de los representantes de los comercios tras un «controvertido» debate en la sociedad sobre los horarios comerciales. «La ley vigente nunca fue del todo pacífica ni aceptada por los sectores implicados y son los propios colectivos los que reclamaron a la Conselleria de Economía medidas para pacificar el debate», ha apuntado.

Así serán los horarios

El fin de la libre apertura será efectivo desde el último domingo de este mes. Los comercios podrán abrir 38 festivos en las cinco Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT) de Valencia y en la totalidad de la ciudad de Alicante: en el período comprendido entre el Domingo de Ramos y el domingo posterior al Lunes de Pascua, y entre el 15 de junio y el 5 de enero. Aun así, habrá excepciones tanto en Alicante (no abrirán el 24 de junio) como en Valencia (no lo harán ni el 19 de marzo ni el 15 de agosto).

También se abrirán los comercios 40 días entre el 15 de junio y el primer domingo de enero (después de Reyes) en las localidades de Finestrat, Torrevieja, Alborache, L'Alfàs del Pi, Benissa costa, Orihuela costa y Pilar de la Horadada costa.

En el caso de aquellas que tienen declarada una ZGAT parcial (como son Altea, Benidorm, Benicàssim, Santa Pola, Segorbe, Ondara o Calpe, entre otros), podrán abrir 28 días en Semana santa y entre el 15 de junio y el 15 de septiembre.

Para el resto de la Comunidad Valenciana, tendrán la opción de abrir hasta once festivos que se decidirán en función de diferentes criterios: cuando haya acumulación de festivos; los primeros domingos de las rebajas (tras el 6 de enero y el primero de julio); el domingo de Ramos, el Viernes santo, el Jueves santo cuando sea festivo estatal o autonómico y el Domingo de Pascua; y los domingos entre el 26 de diciembre y el 5 de enero.