David de Miguel y Alexis Marí, momentos previos a la entrevista con ABC
David de Miguel y Alexis Marí, momentos previos a la entrevista con ABC - ROBER SOLSONA
Entrevista

Alexis Marí y David de Miguel: «De lo que más orgullosos estamos esta legislatura es de haber abandonado Ciudadanos»

Los diputados no adscritos afirman que hay votaciones con el Consell que se habrían replanteado y que «al 90%» volverán al sector privado la próxima legislatura

VALENCIAActualizado:

En junio de 2017, los diputados Alexis Marí, David de Miguel, Alberto García y Domingo Rojo protagonizaban uno de los momentos más tensos de la legislatura en las Cortes Valencianas al abandonar Ciudadanos. Una marcha entre duras acusaciones desde la cual pasaron a ser no adscritos. La tormenta dejó paso a una relativa normalidad con el transcurso del tiempo. Desde entonces, han sido criticados por actuar como salvavidas del Consell en algunas ocasiones -aunque ellos destacan que también lo han sido del PP- y han tratado de mantener la visibilidad con una marca personal más acentuada en el caso de Alexis Marí y no exenta a veces de polémica. Marí y de Miguel reflexionan con ABC sobre su paso por el Parlamento autonómico y sobre su futuro, todavía entre interrogantes.

¿Qué grandes tareas pendientes o incumplimientos creen que tiene el Gobierno valenciano?

Alexis Marí: Yo creo que el mayor ha sido el de la Sanidad. Haber engañado de forma sistemática. Ximo Puig y Mónica Oltra insistieron en que las Cortes Valencianas iban a ser el epicentro de la política, pero aquí se aprobó por unanimidad una evaluación exhaustiva tanto de la pública como de los conciertos y acabará la legislatura sin esa auditoría. Luego está la mala gestión del conseller Vicent Marzà respecto a los centros concertados. Ha hecho un pésimo trabajo de información a los ciudadanos. De tareas pendientes, especialmente el cambio del sistema de financiación. Se echa de menos otra manifa. Aquí estábamos con el «tots a una veu» y ahora lo hacen con el tono rebajado. No he vuelto a ver a Puig y a Oltra denunciando la infrafinanciación si no es a demanda de los medios o de PP y Ciudadanos.

David de Miguel: Antes siempre apelaban a la infrafinanciación para justificar las dificultades en la gestión de los departamentos de Educación y Sanidad y ahora no. Como balance de legislatura, diría que han abusado de esconderse en la herencia recibida. Veníamos de donde veníamos, pero no sirve de excusa para el colapso en la Sanidad o en Dependencia. Prometieron cosas que no han podido cumplir y no lo tendrían que haber hecho. Seguimos infrafinanciados y no han conseguido nada.

¿Los presupuestos de estos años han sido los presupuestos del cambio?

David de Miguel: Sí porque se ha visto una priorización en el gasto público. Otra cosa es que no se vaya a cumplir por los 1.325 millones reivindicativos, pero sí creo que se ha producido un cambio. Es criticable la baja ejecución y esa inclusión de las partidas ficticias, aunque no es exclusivo de este Consell. Los anteriores gobiernos del PP también inflaron los ingresos.

¿De qué se sienten más orgullosos en esta legislatura?

Alexis Marí: De abandonar Ciudadanos. Como me dijo una buena amiga, en política se puede hacer y decir casi de todo, menos doblegar gravemente lo que tú has dicho que ibas a hacer. En estos tiempos, el político está tan devaluado precisamente por eso. En mi último mitin antes de las elecciones de 2015 dije: denme la confianza con un voto prestado y si dentro de cuatro años no hemos cumplido con el 90% de lo que prometemos, no nos vuelvan a votar. Ese es el poder de la gente, el de castigar en las urnas. Tenían nuestra palabra, y con el giro de Ciudadanos no podíamos mantenerla. Es legítimo, pero cambiaron las reglas del juego a mitad de partido y desde el punto de vista ético y moral no me pareció correcto. Aparte de este hecho, hay bastantes propuestas que hemos introducido en las Cortes de las que me siento orgulloso. La última, dar más instrumentos para la lucha contra la violencia machista.

David de Miguel: Para mí ha sido intentar defender los intereses de los valencianos sin perder la coherencia y la dignidad. Es decir, yéndome de Ciudadanos. Albert Rivera siempre dice que el programa electoral es un contrato, y los contratos están para cumplirse. Si cambias las reglas provocas una falta de seguridad jurídica. Marchándonos hemos conseguido mantener los principios con los que nos presentamos a las elecciones y por los que se supone que nos votaron.

«La salida de Ciudadanos era irrenunciable, pero tal vez nos habríamos replanteado el momento; dejamos a mucha gente con la que habíamos trabajado»

Ha pasado ya el suficiente tiempo como para hacer una reflexión. ¿Se han arrepentido en algún momento del modo en el que se marcharon de forma tan abrupta?

Alexis Marí (pensativo): Lo hemos evaluado muchas veces. Lo hemos debatido y redebatido. Cada vez que nos juntamos incluso reproducimos todavía lo sucedido. Yo creo que hubiera estudiado mucho más el momento, la oportunidad. Tal vez habría esperado más, a ver los acontecimientos y cómo se desarrollaba la nueva etapa. No por falta de convencimiento de que teníamos que abandonar el partido, sino por hacer el menor daño posible a la organización. Allí se quedaba gente trabajadora, a la que apreciábamos y que creía en el proyecto. Por lo demás, la crítica y la dureza de nuestras palabras yo la mantengo. No quise ofender personalmente a nadie aunque así se interpretara.

David de Miguel: Es cierto que nos habríamos replanteado el momento. Aun así, después de ver cómo se han desarrollado los hechos y de cómo se ha producido el viraje, era irrenunciable.

Alexis Marí: La situación de presión de esos días era tremenda. Y luego hay dolor. El de dejar a compañeros y grupos de trabajo que para nosotros eran amigos. Tanto ellos como nosotros quedábamos en una situación de debilidad. Era un golpe potente.

David de Miguel: Yo añado que fue una salida abrupta, pero a la vez no hubo ninguna voluntad en que no se produjera. Se rompieron todos los puentes desde meses antes, no hubo diálogo ni posibles soluciones. Nos obligaron a ese tipo de marcha.

ROBER SOLSONA
ROBER SOLSONA

La actual portavoz del grupo, Mari Carmen Sánchez, afirmó en una entrevista con ABC que fue el momento más duro para ella. ¿Lo comparten?

Alexis Marí: Sí. También porque afectaba al ámbito de relaciones. Yo en ese momento estaba pasando la peor etapa personal de mi vida y Mari Carmen fue un sostén. Con Emilio Argüeso y Toni Woodward también mantengo buena relación. Cuando sabes que se va a producir ese choque y que todos ellos van a sufrir, es normal que se convierta en el momento más duro de nuestra etapa en las Cortes. Te pasas un año de duelo.

David de Miguel: De hecho, nosotros no lo celebramos en ningún momento mientras hubo gente del partido que afirmó que era un gran día porque nos marchábamos.

¿Lo ven como una buena estrategia o el hecho de no tener grupo parlamentario propio les ha dejado en una posición más complicada de lo esperado?

Alexis Marí: Cuando nos íbamos a ir, lo comunicamos al resto de grupos y a algunos cargos. Todos nos advirtieron del frío que se pasa sin el paraguas de unas siglas. Sabíamos a lo que nos enfrentábamos. Nos daban una cantimplora con agua para atravesar el desierto. Pero estábamos dispuestos con tal de no aguantar una situación más cómoda y a la vez inaceptable.

David de Miguel: Suscribo.

¿Cómo han intentado hacer visible su trabajo, dada la dificultad?

Alexis Marí: Eso ha sido tremendamente complicado. También lo hemos analizado mucho. Cuando nos fuimos, todos los medios de comunicación se comportaron extremadamente bien con nosotros porque creo que entendieron que era lo lógico que tenía que suceder dada la tensión en el grupo. Yo creo que hemos sobrevivido gracias a ellos y a las redes sociales. Unas veces haciendo teatrillo y otras siendo duros en nuestra labor, han reproducido siempre lo que hemos hecho. Lo que no decimos en los debates por falta de tiempo lo decimos en las ruedas de prensa. Como todos los políticos, querríamos tener más voz, pero los temas principales que hemos querido trasladar han llegado.

David de Miguel: No hacemos notas de prensa de cualquier tontería que se nos ocurre, sino que intentamos vender lo que de verdad puede tener impacto. Eso sí, nos resulta curioso que haya grupos que se quejen por falta de tiempo para estudiar iniciativas o enmiendas cuando nosotros somos cuatro.

ROBER SOLSONA
ROBER SOLSONA

¿Cómo se han sentido tratados por el resto de grupos?

Alexis Marí: Todo depende de las personas. Mayoritariamente muy bien. Pero también hemos notado zancadilleo y codazos por parte de algunos. Por ejemplo, de Isabel Bonig. Podríamos haber llegado a más acuerdos con el PP. También denoté falta de criterio en Podemos. Me sorprendieron ingratamente. Y Ciudadanos hizo fuerza al principio para bloquearnos, pero luego se ha producido un acercamiento como si fuéramos una escisión.

David de Miguel: Influye totalmente el trato personal. A mí siempre que he pedido ayuda en algo me la han dado o me han avisado de cosas. Pero en lo político sí que notas la diferencia con la gente que es muy de partido y que hay en todas las formaciones. Ven impensable que alguien lo pueda abandonar y no comprenden lo que hemos hecho.

«Si quisiéramos vivir de la política nos habríamos quedado en Ciudadanos; cuando quieres llegar arriba de un partido sabes lo que tienes que hacer»

¿Entienden a los que les siguen pidiendo el acta?

Alexis Marí: Sigo respondiendo lo mismo que el primer día. La gente que ha engañado con un proyecto no la ha dejado. Pero hay una pregunta importante. ¿Quién no depende económicamente de la política?

David de Miguel: Si yo quisiera vivir de la política me habría quedado en Ciudadanos.

Alexis Marí: De hecho a David le ofrecieron ser portavoz adjunto.

David de Miguel: A lo mejor habría acabado siendo candidato y no Toni Cantó. Conociendo la dinámica de un partido, si quieres llegar arriba sabes lo que tienes que hacer. Pero opté por lo fácil, que era irme.

¿Hay alguna votación que cambiarían?

Alexis Marí: Si fuese sólo una... a veces tenemos un criterio dispar entre los cuatro Agermanats. Pero por mi parte yo sí hubiera votado alguna cosa en otro sentido.

¿Cómo la reprobación de Francisco Camps en la que votaron a favor?

Alexis Marí: En eso estábamos divididos. A mí por ejemplo el discurso de María José Catalá de ese día me pareció brillante y pensé que votar sí era unirnos al populismo. Nosotros hemos cambiado de criterio escuchando discursos de Manolo Mata (PSPV), María José Ferrer San Segundo (PP), Nando Pastor (PP), Fabiola Meco (Podemos)... No pasaba nada por hacer lo mismo con lo de Camps, las Cortes no son un tribunal de guerra. Aquello nos descolocó un poco.

«Pensé que votar a favor de la reprobación de Camps era unirnos al populismo»
Alexis Marí

¿Y la ley de Acompañamiento a los Presupuestos del año pasado, que salió adelante gracias a ustedes después de que Podemos no quisiera respaldarla?

Alexis Marí: Es otra en la que tuvimos conflicto. Entre Mireia Mollà, Fran Ferri (Compromís), Ana Barceló (PSPV) y las malas formas del PP, al final decantamos el voto a favor de la ley. Ya habíamos advertido semanas antes de que la apoyaríamos si aceptaban la mayoría de nuestras enmiendas, como así fue. Ahora bien, yo particularmente creo que no hubiese vuelto a respaldar las cuentas.

David de Miguel: Yo cuando estaba en Ciudadanos y llevaba los Presupuestos no presenté enmiendas a la totalidad, por lo que como no adscrito quise mantener la coherencia. Pero sí es cierto que tácticamente hubiese sido inaudito devolver al Consell el proyecto de ley por nosotros.

ROBER SOLSONA
ROBER SOLSONA

¿Están satisfechos con esa imagen de haber sido, en ocasiones, el salvavidas del Consell?

Alexis Marí: Desde luego que la foto con Manolo Mata dándonos las gracias fue tremenda.

David de Miguel: Yo sí que estoy satisfecho con lo que hemos hecho porque cuando hemos sido salvavidas del Consell ha sido con medidas que creíamos que eran buenas para todos. Hay veces que los números daban gracias a nosotros, pero en otras tantas no.

Alexis Marí: El 77% de las resoluciones del último Debate de Política General las hemos votado con el PP. Pero nadie hizo un titular o un tuit.

David de Miguel: Y en la comisión de Presupuestos ha habido muchas enmiendas que han salido adelante por nuestro voto.

«Cuando hemos sido salvavidas del Consell ha sido por medidas que creíamos que eran buenas; hay otras veces que los números no daban gracias a nosotros»
David de Miguel

¿Cómo valoran a Toni Cantó y a Fernando Giner como candidatos?

Alexis Marí: Toni Cantó es un tramposo que dejó tirado un proyecto (UPyD) a una semana de las elecciones. Que dos semanas antes de incorporarse a Ciudadanos estaba rajando de ellos y mira dónde está. De Fernando Giner, si preguntas por la calle qué proyecto ha desarrollado en Valencia desde la oposición nadie te podría dar una respuesta. Acción política no es sólo comer paellas e ir a procesiones.

David de Miguel: En lo personal no conozco a Toni Cantó, pero si he de juzgarlo por los mensajes que traslada, es un fake como político. Suelta bulos, genera malestar y crispación con problemas que no existen. Fernando Giner no ha sido buen portavoz ni será buen candidato porque no ha sido capaz de liderar una renovación real en Valencia.

¿Dónde se ven en la próxima legislatura?

David de Miguel: Viendo À Punt

Alexis Marí: Viendo À Punt y leyendo ABC.

David de Miguel: Y haciendo ganchillo.

...

Alexis Marí: Será el Retorno del Jedi a nuestra vida anterior a la política. Eso se puede combinar con la política, porque ésta se puede hacer de muchas formas y no sólo estando en las Cortes.

¿Puede concretar?

Alexis Marí: Otra posibilidad es que gane de nuevo el Botánico, David sea conseller y yo director general.

¿No se ve en el Consell o en listas del PSPV?

Alexis Marí: No me veo, no. Si acaso más en lo primero.

¿Le gustaría dirigir la Agencia de Emergencias o la Policía Autonómica?

Alexis Marí: Tantas cosas me gustarían... Es un trabajo muy desagradecido. He visto a Luis Santamaría cuando era conseller o a José María Ángel ahora en Emergencias y es tremendo. Además, es un puesto injustamente criticado por la oposición. En Emergencias, cuando hay un mal resultado, nunca gana nadie. Es mucho más bonito un trabajo operativo que político. No es lo mismo ser jefe de la Policía Autonómica que ser director general de la Policía Autonómica.

«Es mucho más bonito un trabajo operativo que político. No es lo mismo ser jefe de la Policía Autonómica que director general. Si creen que encajo en algún lugar, lo evaluaré»
Alexis Marí

¿Entonces ese ofrecimiento de jefe de la Policía Autonómica le haría decidirse?

Alexis Marí: Si a mí mañana el presidente Puig o la presidenta Bonig me dijeran que creen que encajo en algún lugar, lo evaluaría tranquilamente. Pero al igual que digo esto, no te engaño: al 90% volveré al sector privado.

David de Miguel: Yo al 99,5%.

Alexis Marí: No digas eso que veremos.

¿Usted se iría con Alexis a la Generalitat?

David de Miguel: Hombre, claro.

Alexis Marí: No le dejaba ni decidir.

David de Miguel: A mí nunca me harán ofertas a ese nivel, pero depende todo de las personas al frente de las consellerias. Yo, por ejemplo, en cualquier área de Hacienda de ahora estaría a gusto.

Alexis Marí: El rollo este del mestizaje no ha funcionado tan bien como dicen.

ROBER SOLSONA
ROBER SOLSONA

¿En qué partido se sentirían más cómodos a día de hoy?

Alexis Marí: En Més València (risas). Depende de para qué.

David de Miguel: En ninguno.

Alexis Marí: Tú serías un gran líder de Demòcrates Valencians, pero estás muy quemado con el tema de la partitocracia.

David de Miguel: Sí. Yo estaría en uno transversal, que tuviera cosas de todos. Nosotros apostamos por uno que supuestamente era así. Pero hemos visto que no. Es lo que tiene ser de centro, que no estás a gusto en ninguna parte.

Alexis Marí: Para unas cosas estaría en el PP. Para la defensa de los intereses del territorio en Compromís. Para la parte social en el PSPV. Podríamos montarnos una plataforma nosotros, David.

Alexis, ¿qué tiene que hablar un diputado valenciano con los políticos catalanes encarcelados más allá de la notoriedad?

Saber y conocer. Aprovechar la oportunidad que te brinda ser diputado y que no tiene una persona de la calle. Uno no va a prisión a decirle al que está allí lo mal que lo ha hecho. Por la parte estrictamente política, hay actuaciones de ellos que ni las entiendo ni las comparto, pero por parte del Estado tampoco. No creo que sea correcto mantenerlos en la cárcel.

En 2017, cuando era portavoz de Ciudadanos, acusó al Consell de «imponer el valenciano»; describió como «chantaje» el decreto de plurilingüismo; otorgó una calificación «cum laude» al conseller de Educación, Vicent Marzá, «en la constitución del bodrio de los Països Catalans»; le dijo a Ximo Puig que se vendía «al sectarismo y adoctrinamiento del nacionalismo más radical de sus socios de Compromís» por llevar la misma hoja de ruta que en Cataluña; consideró que el presidente de la Generalitat no protegía ni defendía la cultura, tradiciones y símbolos valencianos; y criticó el requisito lingüístico de los funcionarios. ¿Mantiene todas estas afirmaciones?

En el 90% sí. De lo que sigo teniendo dudas es del requisito lingüístico. Hay ciertos roles dentro de la Administración, como los de atención al público, en los que creo que sí debería ser una exigencia.

Ahora, en sus mensajes en redes sociales, se ríe de quien critica estas cuestiones. ¿Lo considera coherente?

Sí. Una cosa es hacer oposición y denunciar estas cosas. Otra es bombardear única y exclusivamente con que nos invaden los catalanistas porque no es cierto. Si esa va a ser la política del PP y Ciudadanos creo que se equivocan. Se pueden lanzar mensajes, pero no tener todo el día este discurso.