Imagen de la detenida - TINO CALVO / LAS PROVINCIAS
Sucesos

A la conductora que mató a dos ciclistas en Oliva se le retiró el carné en 2013 por ir ebria

A la mujer, que ya ha ingresado en prisión, se le imputan dos delitos de homicidio imprudente, tres de lesiones por imprudencia grave y otro contra la seguridad vial

VALENCIAActualizado:

Tenía antecedentes y logró esquivar hasta tres controles de alcoholemia. La conductora de 28 años que arrolló con su coche a un pelotón de ciclistas, y provocó la muerte de dos de ellos y heridas de diversa consideración a otros tres en Oliva (Valencia), cuenta con antecedentes policiales por drogas y por conducir bajo los efectos del alcohol, lo que ya le supuso la retirada del carné en diciembre de 2013, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

La mujer ha pasado este lunes a disposición del juzgado de instrucción número dos de Gandía, que ha decretado su ingreso en prisión como presunta autora de dos delitos de homicidio imprudente, tres de lesiones por imprudencia grave y otro contra la seguridad vial, de acuerdo con fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).

«Hubo una distracción o se durmió»

La joven, que dio positivo en el control de alcohol y drogas tras arrollar a los ciclistas de Xàbia (Alicante) el domingo por la mañana, se cambió de carril y colisionó contra los ciclistas, lo que según ha indicado el delegado de Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, "lleva a pensar que hubo una distracción o que se durmió".

El delegado de Gobierno ha explicado que el pelotón de ciclistas estaba compuesto por seis personas (los dos fallecidos, tres heridos graves que se encuentran hospitalizados y un sexto ciclista que encabezaba el pelotón y evitó ser arrollado) y que la conductora "venía en dirección contraria e invadió el carril".

Tres controles en la zona del siniestro

"Hubo un cambio de carril de la conductora, lo que nos lleva a pensar que pudo ser una distracción o que se durmió", ha apuntado Moragues, quien ha agregado que el fin de semana del accidente había tres controles de alcoholemia en la zona, pero la joven no pasó por ninguno de ellos.

Moragues ha abogado por concienciar y sensibilizar sobre el alcohol y las drogas al volante, que ha asegurado son "un cóctel explosivo" que lleva a perder reflejos y a una conducción "más impetuosa". "Se pone en peligro la vida de la gente; hay que ser muy conscientes de que eran unos pobres chicos que iban por la carretera tranquilamente haciendo deporte", ha aseverado.

Al respecto, los tres ciclistas que resultaron heridos permanecen en estado grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de distintos hospitales de la Comunidad Valenciana.